Martes 14 de julio de 2020

El predio del santuario Santos Latinoamericanos, propiedad del Obispado de Lomas de Zamora

  • 13 de agosto, 2019
  • Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA)
El predio del santuario Santos Latinoamericanos, en la localidad de Fiorito, pasó a pertenecer definitivamente al obispado de Lomas de Zamora, tras la firma de donación por parte del Municipio local. El documento fue suscripto entre el obispo lomense, monseñor Jorge Lugones SJ, y el intendente local, Martín Insaurralde.
El predio del santuario Santos Latinoamericanos pasó a pertenecer definitivamente al obispado de Lomas de Zamora, tras la firma de donación por parte del Municipio local.

El obispo lomense, monseñor Jorge Lugones SJ, y el auxiliar de la diócesis, monseñor Jorge Torres Carbonell, participaron del acto de firma y entrega de escritura, junto al intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

[img]http://www.aica.org/subidas/6276.jpg[/img]

Desde el Obispado se valoró la donación del espacio ubicado en Camino Negro y Quesada, de la localidad de Fiorito, muy cerca del Puente La Noria, como un reconocimiento del Municipio a la diócesis.

Insaurralde, por su parte, destacó la labor de la Iglesia desarrollada en ese predio, que "realiza allí un trabajo muy importante y brinda distintas actividades destinadas a la comunidad".

"Llevamos adelante la firma de la donación definitiva de un predio, ubicado en Camino Negro y Quesada, para el Obispado de Lomas que, desde hace tiempo, realiza allí un trabajo muy importante y brinda distintas actividades destinadas a la comunidad", señaló el jefe comunal en una publicación posterior al encuentro que forma parte del diálogo permanente entre Iglesia y Municipio.

El santuario Santos Latinoamericanos fue proyectado, originariamente, como un santuario como tal que, ubicado en uno de los puntos estratégicos de la diócesis -sobre la Autopista Presidente Perón (ex Camino Negro), en una de las entradas al partido de Lomas de Zamora-, dinamizara la religiosidad y la fe de los habitantes de Fiorito, Villa Urbana e Ingeniero Budge.

Con el tiempo, el proyecto edilicio quedó en un segundo plano, especialmente desde la llegada de monseñor Lugones a la diócesis, y en 2008 el santuario se convirtió en un importante "centro de vida y de fe".



Tiene misas todos los domingos, bautismos, casamientos, confirmaciones. Los sábados los niños y jóvenes scouts de la capilla San Cayetano realizan allí sus actividades y con frecuencia el lugar es sede de diversos encuentros de la Pastoral Social.

El santuario, además, congrega cada año a la Vicaría de la Ribera para la celebración del Domingo de Ramos y el cierre de la JVR que reúne a cientos de jóvenes, y en 2016 fue elegido como una de las cuatro iglesias jubilares para el "Año de la Misericordia".

Del acto de firma de la donación del predio, llevado a cabo la semana pasada, también participaron el presidente del Concejo Deliberante, Santiago Carasatorre, el escribano municipal y Pablo Comeglio de la Pastoral Social lomense.

Informes: www.eclesia.info.+