Martes 1 de diciembre de 2020

Mons. Barba: Comunicadores, primeros misioneros en la pandemia

  • 20 de mayo, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
El presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, monseñor Gabriel Barba, destacó el papel de primeros misioneros de los comunicadores en medio de la pandemia por el coronavirus

El obispo de Gregorio de Laferrere y presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social, monseñor Gabriel Barba, compartió una reflexión y mensaje con motivo de la 54a Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que se celebrará el próximo domingo 24 de mayo, solemnidad de la Ascención del Señor.



En un videomensaje desde la sede del obispado, el prelado reflexionó sobre esta jornada enmarcada en la cuarentena del coronavirus y en tiempos de “Iglesia que está puertas adentro”.



“El papa Francisco nos proponía salir, a no quedarnos, salir a misionar, salir al encuentro viviendo el espíritu de la Iglesia. Y de manera significativa, en este tiempo en que estamos ‘encerrados por la cuarentena" nos damos cuenta de que se puede hacer exactamente todo esto cambiando las formas y las metodologías”, reconoció.



“Nos hemos sorprendido todos, los sacerdotes, los obispos, los responsables de las distintas áreas de la Iglesia de que hoy ‘estamos llegando a gente que antes nos costaba más llegar’, de que estamos teniendo un alcance que antes no habíamos logrado y es una sorpresa que se la debemos a los medios de comunicación, que son geniales, potentes, tan benditos y también tan peligrosos como un simple y mero instrumento pero potentes y benditos si los usamos para el anuncio del Evangelio”, destacó.



Monseñor Barba consideró que en las actuales circunstancias los comunicadores “estamos en un lugar privilegiado de la Iglesia y creo que somos los primeros misioneros que vamos a tener que readecuar nuestras estructuras caducas e ir en la delantera”.



“‘Cuando volvamos a la nueva normalidad’: Hoy nosotros estamos en una etapa de encierro, de puertas adentro que no puede durar toda la vida, así que cuando salgamos nos vamos a encontrar con una ‘nueva realidad’ y así nosotros vamos a tener que estar un paso adelante para que la Iglesia no pierda ‘esto nuevo que hemos visto’. Para que mantengamos este alcance y para que nos demos cuenta que una Iglesia que tuvo las puertas cerradas de sus templos tuvo el alcance que nunca jamás había tenido; que una Iglesia que jamás se cerró se ha mantenido más viva que nunca. Que se ha fortalecido el concepto de ‘Iglesia doméstica’, como así también que la gente no ha podido acceder al sacramento como lo hacía cotidianamente, sino que nos hemos dado cuenta que la Iglesia es sacramento de Cristo donde Jesús se hace presente”, sostuvo.



Por último, el presidente de la Comisión Episcopal de Comunicación Social pidió: “Sigamos siendo misioneros, sigamos ayudando, acompañando, apoyando a aquellos que necesitan otros esfuerzos para llevar el mensaje. Debemos dar lugar a los jóvenes y reflexionar sobre el cómo llevar el mensaje sabiendo que Jesús es el centro, es el eje, y si Jesús es el centro del mensaje siempre nuestras comunicaciones estarán bien llevadas. Que Dios los bendiga”.



Informes: www.comsoccea.org.ar.+