Lunes 28 de septiembre de 2020

Chile: Campañas de ayuda alimentaria para familias sin trabajo a causa de la pandemia

  • 9 de mayo, 2020
  • Santiago (Chile) (AICA)
La Pastoral Social Caritas, lanzó la campaña "Cinco panes y dos peces", que consiste en recaudación de fondos y distribución de cajas de alimentos y recursos de primera necesidad.

Ante el drama de cientos de familias que se quedaron sin trabajo ni recursos para cubrir necesidades básicas, a causa de la pandemia y del aislamiento obligatorio, varias diócesis chilenas están llevando a cabo campañas de recaudación de fondos y distribución de cajas de alimentos y recursos de primera necesidad.



La diócesis de Iquique, encabezada por la Pastoral Social Caritas, lanzó la campaña “Cinco panes y dos peces”, que consiste en recaudar donaciones económicas para luego ser destinadas en diferentes cajas familiares y recursos de primera necesidad, informó el servicio de noticias de la Conferencia Episcopal Chilena (CECh).



Las cajas contendrán alimentos para un grupo familiar de cuatro personas para 30 días. “Cuando hablamos de ‘más vulnerables’-explica Rosa Marschhause, coordinadora de la Pastoral Social de Cáritas Iquique, nos referimos a adultos mayores, familias con niños, mujeres embarazadas y personas con patologías de base. La ayuda consistirá en alimentos, medicamentos y en lo que podamos abarcar, todo dependiendo de la ayuda y aportes que recibamos".



La Pastoral Social de Cáritas de la diócesis de Santa María de los Ángeles también inició una campaña solidaria que se denomina “Sólo la Caridad salvará el mundo”. Esta iniciativa surgió en respuesta a las necesidades de las familias de la zona del Bio Bio, las que se han visto afectadas de diferentes maneras a causa de la actual situación de emergencia sanitaria del Covid-19.



“Son numerosas las familias que ya sienten los efectos de esta pandemia, no solo en el ámbito de la salud, sino también en las condiciones de los empleos, viendo impedida la forma de cubrir la satisfacción de necesidades básicas como alimentación y vestuario. A lo anterior se suma el drama que viven algunos núcleos familiares debido a incendios que han consumido varios hogares”, explicó Cáritas en una nota difundida por la CECh.



La Iglesia de Los Ángeles instó a toda la comunidad diocesana y personas de buena voluntad a unirse en esta cruzada, haciendo su aporte en alimentos no perecederos, elementos de aseo personal, ropa de invierno, colchones, ropa de cama, artículos domésticos o aportes económicos, que serán destinados a las familias que lo necesiten.



La diócesis de Temuco, junto con la Unidad de Acompañamiento Espiritual del Hospital Regional Hernán Henríquez Aravena, puso a disposición un Centro de Escucha Espiritual a través de atención telefónica o video llamada a la que responden sacerdotes, pastores, diáconos y voluntarios.



La iniciativa, que tiene como lema “Estamos distanciados, no solos ni abandonados”, ha surgido porque como explica la nota de la diócesis, “en este tiempo de pandemia, adquiere aún más fuerza la atención de escucha, acompañamiento y fortalecimiento espiritual de muchos pacientes, personal de salud y familiares, que están luchando de alguna u otra forma contra este virus”.



“Queremos que este Centro de Escucha sea un lugar también de encuentro, sea como un manantial de agua viva, en donde podamos nosotros, ser testigos de la esperanza, queremos ser solidarios, queremos prestarle nuestros hombros para que se sientan apoyados, para que puedan vivir este tiempo de pandemia, de tanto dolor” ha comentado el padre Juan Andrés Basly, vicario general de la diócesis de San José de Temuco. +