Lunes 4 de marzo de 2024

Condolencias del Papa por la muerte del expresidente húngaro

  • 10 de octubre, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco envió sus condolencias al pueblo de Hungría tras la muerte de László Sólyom, presidente de la República de 2005 a 2010.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco envió sus condolencias a Katalin Novák, actual presidenta húngara, por la muerte de László Sólyom, presidente de Hungría de 2005 a 2010, fallecido el domingo a la edad de 81 años, tras una larga enfermedad.

En un telegrama enviado hoy, martes 10 de octubre, el pontífice ofreció su “más sentido pésame” al presidente Novák y a todo el pueblo de Hungría.

“Rezo fervientemente para que el Señor reciba al difunto en su Paz, y brinde consuelo y esperanza a todos los que lloran su fallecimiento, especialmente a su familia”, dijo.

“Que Dios bendiga a Hungría y a toda su población”, concluyó el Papa Francisco.

Sólyom fue elegido por el Parlamento en 2005, para ejercer como tercer jefe del Estado tras la caída de la dictadura comunista en 1990.

Antes de ese nombramiento, fue presidente del Tribunal Constitucional entre 1990 y 1998, período en que consiguió abolir la pena de muerte y durante el que se ganó fama de persona independiente e integra.

Exprofesor universitario de Derecho, fue uno de los autores de la nueva Constitución del país tras el fin del sistema comunista. Sólyom se había doctorado en Derecho Civil Alemán.

Entre 1969 y 1983, trabajó como investigador en el Instituto de Ciencias Jurídicas de la Academia Húngara de las Ciencias, y luego fue profesor en las universidades de Eotvos Lóránd, de Budapest, en la Universidad Católica Pázmány Péter y en la Universidad Alemana Andrássy Gyula.

Antes de la caída del régimen comunista y de la transición política al Estado de derecho, fue uno de los fundadores del partido Foro Democrático y participó en las negociaciones con el Partido Comunista sobre la transición democrática.

Fue también profesor invitado en numerosas universidades del mundo, entre otras la de Berkeley, en Estados Unidos, o la de Colonia, en Alemania.

Fue un pionero de las políticas de defensa de la naturaleza en su país, una postura que en la década de 1980 le llevó a apoyar movimientos clandestinos contra la construcción de una planta hidroeléctrica en el Danubio, entre Eslovaquia y Hungría.+