Martes 27 de octubre de 2020

El obispo Silvio Báez denunció la existencia de una "estrategia represiva de la dictadura en Nicaragua"

  • 25 de agosto, 2020
  • Managua (Nicaragua) (AICA)
El prelado tildó de "dictadura" al Gobierno y lo acusó de instigar los ataques contra la Iglesia Católica

El obispo auxiliar de Managua, monseñor Silvio José Báez Ortega OCD, tildó al gobierno de Nicaragua, que preside el sandinista Daniel Ortega junto con su mujer Rosario Murillo, de “dictadura” y lo acusó de instigar los últimos ataques contra la Iglesia Católica.

“Los ataques a la Iglesia Católica son parte de la estrategia represiva de la dictadura en Nicaragua desatada contra toda la población”, dijo el obispo, en declaraciones a la emisora Radio Darío. 

“La Iglesia es parte del pueblo de Nicaragua, que en este momento sufre amenazas, humillaciones, persecuciones, calumnias”, afirmó.

“Como decía monseñor San Óscar Arnulfo Romero: el problema no es entre el Gobierno y la Iglesia, el problema es entre el Gobierno y el pueblo, y como la Iglesia está del lado del pueblo, por eso es atacada. Y eso es válido para Nicaragua hoy en día”, sostuvo el obispo auxiliar de Managua, uno de los más fuertes críticos del presidente Ortega.

Asimismo, el prelado denunció que los nicaragüenses que se oponen o son críticos del gobierno sandinista son “víctimas de la política represiva de la dictadura, que con la fuerza de las armas pretende continuar en el poder”. En este sentido, el país “está secuestrado”.

Sobre su situación personal, monseñor Báez explicó que se encuentra fuera de Nicaragua desde el 23 de abril de 2019, un año después de que estallaran las manifestaciones antigubernamentales.

Sin embargo, dejó claro que no se encuentra exiliado, sino que salió por pedido del papa Francisco, quien le sugirió dejar el país “por un tiempo, por mi seguridad personal”.

Según la ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), la Iglesia Católica sufrió 24 ataques desde que comenzaran las protestas populares en abril de 2018. +