Jueves 21 de enero de 2021

El patriarca maronita alentó una solución negociada entre Líbano e Israel

  • 5 de octubre, 2020
  • Bkerké (El Líbano) (AICA)
El cardenal Rai expresó su esperanza y aliento al proyecto de un acuerdo marco sobre las fronteras entre Líbano e Israel

El patriarca maronita cardenal Bechara Boutros Rai expresó su esperanza y aliento ante la noticia de un futuro acuerdo marco entre Líbano e Israel sobre la demarcación de las fronteras terrestres y marítimas entre los dos países. 

El cardenal libanés expresó su apoyo a la perspectiva del acuerdo marco el domingo 4 de octubre, durante la homilía dominical de la misa celebrada en la Sede Patriarcal de Bkerké. 

Esta solución negociada -subrayó el primado de la Iglesia Maronita- podría acabar con la “serie de ataques y guerras entre Líbano e Israel, de acuerdo con la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU”.

Según informó la agencia Fides, el Patriarca, si bien señaló que las negociaciones iniciadas sobre disputas fronterizas no tienen el objetivo de normalizar plenamente las relaciones entre Líbano e Israel, subrayó que podrán “facilitar la extracción de hidrocarburos offshore” en las zonas marítimas del Líbano.

El anuncio y algunos detalles sobre las directrices del acuerdo marco, ya previsto el 9 de julio, han sido comunicados por los medios de comunicación solo en los últimos días. Las reuniones programadas entre las partes involucradas se llevarán a cabo en Naqoura, en la base de fuerzas de la ONU ubicada en el sur del Líbano, bajo los auspicios de la oficina del coordinador especial de la ONU para Líbano.

Campaña Donación AICA

La disputa fronteriza entre Líbano e Israel se refiere a un triángulo de unos 850 kilómetros cuadrados, reclamado por ambos países. En estas áreas, Líbano ha otorgado licencias de exploración y producción de hidrocarburos en alta mar, obtenidas a través de un concurso entre el consorcio ENI-Total y Novatek.

En cuanto a la condición de crisis permanente que vive el País de los Cedros, el Patriarca Rai recordó que el Líbano está “sin gobierno, sin plan de recuperación, sin reformas, sin respeto a la Constitución, sin vergüenza, y eso debe obligarnos a encontrar una brecha en este bloque”, sin depender de las agendas y movimientos interesados de otros países.

“Ninguno de ustedes” dijo el Patriarca, dirigiéndose idealmente a los miembros de la clase política “puede hacer del Líbano un mero aliado de tal o cual país, para involucrarlo en sus guerras y sus estrategias políticas”.

Dos meses después de la terrible explosión que devastó el puerto de Beirut, Líbano se encuentra sin gobierno. Las protestas que comenzaron tras la explosión llevaron al hundimiento del anterior equipo de gobierno, liderado por Hassan Diab. 

En agosto, el primer ministro designado Mustapha Adib había recibido instrucciones de formar un nuevo gobierno para el Líbano, pero antes de finales de septiembre el mismo Adib renunció al cargo, explicando en televisión que no pudo llegar a un acuerdo entre los diferentes partidos. +