Sábado 15 de agosto de 2020

El presidente turco convierte la Basílica de Santa Sofía en una mezquita

  • 11 de julio, 2020
  • Estambul (Turquía) (AICA)
Santa Sofía (Hagia Sophia) en Estambul será una mezquita. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, decidió restaurar este edificio histórico como lugar de culto musulmán.

En la tarde de ayer, 10 de julio, la Corte Suprema decidió que la Basílica de Santa Sofía (Hagia Sophia) sea usada como mezquita.

Para ello, como estrategia legal, incluso sugerida por el presidente Recep Tayyip Erdogan, se procedió a anular el decreto de la época de Mustafa Kemal Atatürk, de 1934, abriendo la posibilidad de que uno de los monumentos bizantinos más magníficos, utilizado como iglesia por más de un milenio, sea transformado en una mezquita.

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Margaritis Schinas, opinó que el estado actual del museo de este edificio histórico, “reconocido internacionalmente”, debería haberse conservado.

Schinas recordó las palabras del actual jefe de estado Recep Tayyip Erdogan, quien como primer ministro en 2010 declaró que Estambul con su arte, cultura, civilización y población era una “ciudad europea” que “moldeó la cultura europea”. - Queremos sentir este espíritu hoy, lo esperamos del presidente Erdogan después de 10 años”.

Tras el anuncio de la decisión del presidente turco, la eurodiputada italiana Patrizia Toia dijo que era una expresión de “cerrar el diálogo interreligioso”, pero también “traición a las raíces e historia de Turquía, en contra de lo que el presidente Erdogan afirma cuando habla de soberanía nacional”. Llamó a las autoridades turcas a comprometerse a “respetar la verdadera esencia de este gran país, que es Turquía y la ciudad de Estambul, una de las más bellas del mundo debido a siglos de superposición de diferentes culturas y religiones”.

En las últimas semanas, se han alzado muchas voces de Grecia, Rusia, Estados Unidos y del patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, para pedir que no se convirtiese en mezquita el monumento, originariamente cristiano.

No está claro si extranjeros y cristianos podrán continuar visitando la basílica. En la televisión turca se mencionó que Santa Sofía seguirá funcionando como museo. La basílica ha sido definida por la UNESCO como patrimonio de la Humanidad. 

Anoche, el vocero del presidente Erdogan Ibrahim Kalin declaró que “abrir Santa Sofía a la oración, no impedirá las visitas de la gente”, y que “Turquía siempre mantendrá los iconos presentes” en el lugar.

Santa Sofía es considerada el edificio más grande del primer milenio después de Cristo. Establecido como un templo cristiano de la Sabiduría de Dios. Fue erigido por orden del emperador Justiniano en 537 sobre las ruinas de una iglesia anterior del siglo 4. 

Después de la caída de Constantinopla el 29 de mayo de 1453, se transformó rápidamente en una mezquita,  e incluso se le añadieron cuatro minaretes a su estructura edilicia. En 1934, por decisión del presidente Atatürk se convirtió en museo. Durante años, los islamistas han intentado obligar a las autoridades a convertir Santa Sofía en una mezquita. +