Viernes 25 de septiembre de 2020

Falleció un sacerdote de Bahía Blanca

  • 11 de septiembre, 2020
  • Bahía Blanca (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, informó el fallecimiento del presbítero Juan Carlos de Piazza.

El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, informó a la comunidad el fallecimiento del presbítero Juan Carlos de Piazza, ocurrido en la madrugada del 10 de septiembre.

Al momento de su muerte, se encontraba junto a su hija Mónica en España, donde residía desde hace un año con ella y su familia. Falleció luego de transitar varios días hospitalizado y con asistencia respiratoria.

Monaguillo en su infancia, franciscano desde la adolescencia y miembro del Movimiento Familiar Cristiano, una vez casado con Mirta, De Piazza siempre estuvo vinculado a la Iglesia.

Después de que su esposa falleciera en un accidente de tránsito, en 1979, monseñor Rómulo García se lo llevó como su secretario desde Mar del Plata (donde fue visitador médico, practicó karate y atendió un quiosco), a Bahía Blanca.

Allí comenzó a estudiar Teología y se consagró como diácono. "Todos me preguntaban cuándo iba a dar el paso para pedir ser cura, pero yo los frenaba", recordó. En un viaje a Tres Cerritos, en Salta (al que no quería ir) tuvo su impulso final.

De regreso al pueblo de Saldungaray, en el que se asentó, rezó hasta que se decidió a hablar con su entonces arzobispo. "Te estaba esperando", le dijo monseñor Guillermo Garlatti, quien había sido nombrado por el papa Benedicto XVI en una de las últimas decisiones antes de su retiro.

El 31 de mayo de 2013 monseñor Garlatti lo ordenó sacerdote, quedando a cargo de las tres capillas de esa jurisdicción parroquial, enclavada en las estribaciones de las sierras de la Ventana.

El día de su ordenación hubo tanta algarabía en la población de 1.300 habitantes, que la ceremonia se realizó en el gimnasio del colegio Fortín Pavón. En las primeras filas estuvo su hijo Pablo, que llegó desde Mar del Plata con tres de sus nietos. Los otros tres nietos, hijos de Mónica, su segunda hija, no asistieron por estar en España.

Al comunicar su fallecimiento, monseñor Azpiroz Costa expresó: “Juan llegó hasta nuestra diócesis siguiendo el ritmo y paso de la Iglesia, a la que siempre amó y sirvió. Que el gesto amable y alegre, y la gracia de celebrar cada encuentro y la amistad, hoy se hagan plenos cuando el Señor, en la comunión de los santos, le conceda también el abrazo con la Virgen Auxiliadora, con San Francisco, con sus padres y esposa, y con Rómulo”.+