Martes 27 de octubre de 2020

Francisco a los empleados vaticanos: Jesús es la sonrisa de Dios

  • 22 de diciembre, 2019
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Encuentro con los empleados vaticanos y sus familias, para intercambiar los saludos navideños.

El papa Francisco recibió en la mañana del domingo en el aula Pablo VI a los empleados vaticanos con sus familias, para intercambiar los saludos navideños.



En sus palabras recordó su reciente visita en Tailandia, donde encontró “una especial gentileza” que le hizo pensar “a la sonrisa como expresión de amor y afecto, típicamente humana”. Un ejemplo es nuestra actitud frente a un bebé al que de inmediato le sonreímos, y cuya sonrisa nos da una enorme emoción que es signo de sencillez y pureza, detalló.



"Y esto ocurrió en una manera única entre María y José, y Jesús. La Virgen y su esposo, con su amor, hicieron surgir la sonrisa en los labios de su niño apenas nacido. Y cuando esto ocurrió, sus corazones se llenaron de una nueva alegría, venida del Cielo", destacó.



Jesús es la sonrisa de Dios

Jesús, continuó el Papa, “es la sonrisa de Dios”, porque vino a darnos el amor del Padre. Su mensaje fue acogido por María y José que han reconocido en su sonrisa la misericordia de Dios para ellos y para todos aquellos que esperaban al Mesías.



"Aquí, queridos, en el pesebre, nosotros también revivimos esta experiencia: mirando al Niño Jesús y sintiendo que allí Dios nos sonríe y sonríe a todos los pobres de la tierra, a todos aquellos que esperan la salvación, que esperan un mundo más fraterno, donde no hay más guerras y violencias, donde todo hombre y mujer pueda vivir en su dignidad de hijo e hija de Dios".



Trabajo y relaciones humanas

Por lo tanto, una referencia al trabajo y la vida en el Vaticano. "Aquí también", observó, "siempre necesitamos dejarnos renovar por la sonrisa de Jesús" y dejar que su bondad purifique nuestros corazones.



"Es cierto que el trabajo es trabajo, y hay otros lugares y momentos en los que todos se expresan de una manera más plena y rica; Sin embargo, también es cierto que pasamos buena parte de nuestros días en el entorno laboral, y estamos convencidos de que la calidad del trabajo va acompañada de la calidad humana de las relaciones y el estilo de vida. Esto es especialmente cierto para nosotros, que trabajamos al servicio de la Iglesia y en el nombre de Cristo", señaló.



Lleven la caricia de la sonrisa a sus seres queridos



Siempre necesitamos la sonrisa de Dios, aseguró Francisco,  en tiempos difíciles, donde "solo Él puede ayudarnos"; cuando las cosas van bien, sin olvidar "a los demás que están luchando", porque Él "nos devuelve al aprecio de la simplicidad y la gratuidad". Por lo tanto, el deseo del Papa para todos en Navidad es dejarse "sorprender por la sonrisa de Dios, que Jesús vino a traer".



“Lleven este deseo a sus seres queridos en casa, especialmente a los enfermos y los ancianos: que sientan la caricia de su sonrisa. Es una caricia. Sonreír es acariciar; acariciar con el corazón, acariciar con el alma. Y mantengámonos unidos en la oración ", concluyó.+