Sábado 24 de octubre de 2020

Francisco pide oraciones por los migrantes y la situación en el Cáucaso

  • 27 de septiembre, 2020
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Tras el Ángelus, el Papa rezó por la paz en esa región, recordó que Jesús fue obligado a huir como los migrantes y refugiados de hoy y animó al sector turístico afectado por la pandemia.

Al finalizar la oración del Ángelus, el papa Francisco se refirió a las “inquietantes noticias de enfrentamientos en la zona del Cáucaso” e invitó a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro, pese a la lluvia, hacer un momento de oración en silencio por la paz en esa región.

El Santo Padre expresó su preocupación por la situación en el Cáucaso y pidió a las partes en conflicto “que hagan gestos concretos de buena voluntad y fraternidad, que puedan llevar a la resolución de los problemas no mediante el uso de la fuerza y las armas, sino mediante el diálogo y la negociación”.

Al mismo tiempo, invitó a los peregrinos a dar gracias a Dios por la beata María Luisa del Santísimo Sacramento (María Velotti), fundadora de la Congregación de las Hermanas Franciscanas Adoratrices de la Santa Cruz, proclamada beata el 26 de septiembre en Nápoles. El Santo Padre destacó de la nueva beata su “ejemplo de contemplación del misterio del Calvario e incansable en el ejercicio de la caridad”.

En el marco de la celebración el Día Mundial del Migrante y el Refugiado, el pontífice saludó a los refugiados y migrantes presentes en la plaza alrededor del monumento titulado "Ángeles sin saberlo", realizado por Timothy Schmalz, y que bendijo hace un año. El mensaje de este año lo dedicó a los desplazados internos que se ven obligados a huir, como ocurrió también con Jesús y su familia.

Recordó también el Día Mundial del Turismo que se celebra este 27 de septiembre, y que a causa de la pandemia el sector fue golpeado duramente este año y animó a todos los que participan en el turismo, especialmente a las pequeñas empresas familiares y a los jóvenes, con la esperanza de que todos puedan recuperarse pronto de las dificultades actuales.

Finalmente, destinó un pensamiento especial para las mujeres y para todos los que se dedican a la lucha contra el cáncer de mama.

Para concluir, el papa Francisco saludó a todos los fieles presentes esta mañana en la Plaza San Pedro a pesar de las intensas lluvias.+