Lunes 15 de abril de 2024

Ante la grave crisis en Haití, los obispos hicieron un llamamiento al gobierno

  • 9 de febrero, 2024
  • Puerto Príncipe (Haití) (AICA)
Pidieron al primer ministro Ariel Henry tomar "una decisión sabia", luego de jornadas caracterizadas por violentas protestas en el país caribeño.
Doná a AICA.org

Los obispos de Haití han compartido un comunicado, el jueves 8 de febrero, frente a la grave crisis que atraviesa el país caribeño tras violentas jornadas de protestas en la capital, Puerto Príncipe, y en otras ciudades, las cuales hasta la fecha han dejado seis fallecidos.

Esto sucedió luego de que el primer ministro, Ariel Henry, incumpliera los acuerdos de convocar a elecciones y ceder el poder a una nueva administración, como se había previsto después del magnicidio del presidente Jovenel Moïse, ocurrido el 7 de julio de 2021. El plazo previsto para ello, de hecho, era hasta el pasado 7 de febrero.

Por ello, los prelados han pedido al mandatario que “rinda cuentas de la gravedad de la situación actual y que tome una decisión sabia por el bien de toda la Nación que está seriamente amenazada en sus bases fundamentales”.

Testigos del sufrimiento
En estas horas de “sobresaltos y angustias” los obispos haitianos advierten que “la patria está en peligro”, por lo que han instado a las autoridades “a poner fin al sufrimiento del pueblo de forma inmediata”.

“¡Basta ya!, ¡cierren la válvula de sangre y dejen de contar muertos!”, expresaron, al tiempo que han lamentado la violencia desbordada “durante estos últimos 3 años”, con el aumento de asesinatos, violaciones y secuestros.

Aseguran,  en ese sentido, que están siendo “testigos de la miseria y del sufrimiento de nuestros conciudadanos en los 10 departamentos del país” y, por ello, expresaron su cercanía y condolencias a los familiares de las víctimas de los últimos sucesos.

Por último, han llamado a todos los haitianos a “no caer en la trampa de la violencia, y de las luchas fratricidas, que desprecian y burlan nuestra dignidad, desfiguran nuestra humanidad y deshonran la imagen de nuestro país”.+