Miércoles 29 de noviembre de 2023

Julio Incardona, el artista detrás de los santos argentinos

  • 8 de septiembre, 2023
  • Córdoba (AICA)
El talentoso escultor cordobés es reconocido por las esculturas del Cura Brochero y de la beata Mama Antula, y ha llevado su arte incluso hasta la Antártida y África.
Doná a AICA.org

El talentoso escultor cordobés Julio Incardona, reconocido por las esculturas del Cura Brochero y de la beata Mama Antula, llevo su arte incluso hasta la Antártida y África.

El artista, oriundo de Alta Gracia, es creador de diferentes imágenes de san José Gabriel del Rosario Brochero, las que fueron colocadas en lugares especiales. Por ejemplo, la que está en el Santuario de Villa Cura Brochero, ubicada al lado de la tumba con las reliquias del cura gaucho, o de aquella otra donde aparece sentado y tomando mate en el museo instalado en la casa donde falleció.

Además, Incardona creó la estatua del cura gaucho entronizada en la Plaza del Fundador, de la ciudad de Córdoba, construida sobre lo que era el antiguo seminario, donde fue formado Brochero y otra que está en la basílica de Villa Dolores.

Recientemente ideó, junto a la Legislatura de Córdoba, un concurso titulado “La amistad mueve montañas”, en el que invitaba a todas las instituciones de educación pública y privada del país a representar nuestra historia a través de la amistad, desde el ejemplo de los héroes de nuestra Patria.

“Siendo personas simples y comunes pero muy comprometidas, sacaron a luz maravillosas virtudes qué aún hoy continúan vigentes, siendo un faro para nuestra sociedad”, destacó el escultor.

De esta manera, el artista agregó que el objetivo de la propuesta es que las escuelas busquen la historia oculta: “Hay que descubrir la letra chica de la historia. Los chicos deben leer las cartas y no fiarse a veces solamente de los libros. El alumno tiene que investigar y descubrir la verdadera historia de los héroes de la patria”.

“Fue muy lindo, porque entregamos las esculturas que luego quedaron en las instituciones”, recordó. En ese sentido, desde el año 2017, más de 200 escuelas y establecimientos educativos de la Argentina y Latinoamérica recibieron un busto del general San Martín.

El concurso fue declarado de Beneplácito e Interés Cultural por la Legislatura de la provincia de Córdoba, por la Legislatura de Mendoza, el Ministerio de Cultura de la Nación y por los concejos deliberantes de Córdoba, Bell Ville y Alta Gracia, entre otras localidades.

De hecho, uno de los bustos de San Martín llegó incluso hasta la Antártida Argentina. Donado por Julio Incardona, fue exhibido en noviembre de 2020, junto a otro busto del Cura Brochero en la Legislatura cordobesa, y luego ambos fueron trasladados hasta Río Primero, localidad de Villa Santa Rosa, a la casa natal de san José Gabriel del Rosario Brochero.

En diciembre de ese año, las esculturas llegaron hasta Villa Cura Brochero, y luego continuaron viaje hasta el paraje La Gloria. En la última etapa, se presentaron las obras al pie del altar mayor de la catedral castrense en Buenos Aires, y desde allí fueron trasladados a una de las capillas del obispado, ubicada en la Base Esperanza del continente antártico.

En cuanto a lo que generan sus imágenes y los comentarios que le acercan, Julio Incardona comentó que “es una sensación doble: por ahí uno recibe el agradecimiento y la felicitación, y también sentís que esa imagen tiene una función no sólo de belleza, de arte, sino que uno también siente que tiene que ayudar, porque la gente a veces necesita un mensaje y el escultor tiene esa posibilidad”.

“En el caso de Brochero, tiene un signo de alegría en la cara, con una muequita. La alegría de Brochero tiene la picardía entradora de los gauchos”, relató.+