Viernes 19 de julio de 2024

'La retórica beligerante volvió a estar de moda', lamentó el Papa

  • 4 de abril, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Hizo esta observación a los participantes en el primer coloquio entre la Santa Sede y el Congreso de Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales, a los que animó a trabajar por la paz.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco animó a las personas de todas las religiones a promover la diversidad, la paz y el cuidado de la Creación, al reunirse este jueves con los participantes del primer coloquio entre la Santa Sede y el Congreso de Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales, promovido por el Dicasterio para el Diálogo Interreligioso

En su discurso, el pontífice agradeció a la República de Kazajstán por promover el diálogo interreligioso y calificó el coloquio como un “primer fruto importante” del Memorando de Entendimiento firmado entre el Dicasterio y el Centro Nazarbayev.

También recordó su viaje apostólico a Kazajstán del 13 al 15 de septiembre de 2022, durante el cual participó en el VII Congreso de Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales, celebrado en Astaná.

Promoviendo la paz y la armonía social
En cuanto a los trabajos del coloquio, el Papa destacó tres aspectos: “el respeto a la diversidad, el compromiso con nuestra 'casa común' y la promoción de la paz”.

Habló primero de la importancia de respetar la diversidad, calificándola de “elemento indispensable en la democracia”, que ayuda a las personas a vivir en armonía.

La sociedad kazaja, dijo, adopta una “secularidad saludable”, que no confunde religión y política, pero reconoce el papel que desempeña la religión al servicio del bien común de la sociedad.

“La paz y la armonía social”, añadió, “se fomentan en su modelo mediante un trato justo y equitativo de los diferentes componentes étnicos, religiosos y culturales, en materia de empleo, acceso a los servicios públicos y participación en la vida política y social de la Nación, para que nadie se sienta discriminado o favorecido por su identidad específica”.

Hablar de paz, no de guerra
El Santo Padre continuó enfatizando la necesidad de preservar la creación, calificándola de “consecuencia indispensable del amor al Creador”, para nuestros vecinos y las generaciones futuras.

Elogió, en ese sentido, al Congreso por ofrecer una importante contribución para frenar la crisis medioambiental.

El diálogo interreligioso, señaló, también ayuda a promover la paz, especialmente en una época en la que, “tristemente, la retórica beligerante ha vuelto a estar de moda”.

Las palabras de odio provocan que la gente muera en la guerra, afirmó. "Más bien necesitamos hablar de paz, soñar con la paz, dar creatividad y sustancia a las esperanzas de paz, porque éstas son las verdaderas esperanzas de los individuos y de los pueblos", afirmó. "Se deben hacer todos los esfuerzos posibles para lograrlo, en diálogo con todos", agregó.

En conclusión, el pontífice alentó el trabajo del coloquio, expresando su esperanza de que pueda ofrecer un ejemplo de cómo ver a las personas de otras religiones como un “valioso socio para el crecimiento recíproco”. "Espero –dijo- que aprovechen estos días de fraternidad, llenos de amistad y de proyectos prometedores para el futuro, y compartan fructíferamente los resultados de su trabajo".+