Lunes 26 de febrero de 2024

'Las guerras son una derrota para la humanidad', condenó el Papa

  • 28 de enero, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Este domingo, Francisco denunció el sufrimiento en Myanmar, Medio Oriente, Ucrania, Haití y Estambul, al tiempo que reiteró su llamado a la paz. También recordó el Día Mundial de la Lepra
Doná a AICA.org

"Las guerras son un desastre para los pueblos y una derrota para la humanidad", afirmó el Papa Francisco en sus saludos finales tras el rezo de la oración mariana del Ángelus en la Plaza de San Pedro.

Francisco se refirió con dolor a la situación en Myanmar, donde la lucha contra el gobierno militar ha crecido hasta el punto de convertirse en una guerra civil, e hizo un llamamiento para facilitar la ayuda humanitaria y seguir vías de diálogo.

"Desde hace tres años", lamentó, "el grito de dolor y el ruido de las armas han sustituido a la sonrisa que caracteriza al pueblo de Myanmar".

El pontífice unió su voz a la de los obispos birmanos y rezó para que "las armas de destrucción se transformen en instrumentos para crecer en humanidad y justicia".

A su vez, invitó a todas las partes involucradas "a dar pasos de diálogo y revestirse de comprensión", para que "la tierra de Myanmar pueda alcanzar el objetivo de la reconciliación fraterna".

"Dejemos que se permita el paso de la ayuda humanitaria para garantizar las necesidades de cada persona", pidió. "Y lo mismo en Medio Oriente, Palestina e Israel, y dondequiera que haya combates: ¡respeten al pueblo!", exclamó. "Por favor, que se escuche su grito de paz: el grito del pueblo, que está cansado de la violencia y quiere que cese la guerra, que es un desastre para los pueblos y una derrota para la humanidad".

El Papa también recordó a los cristianos que oren por Haití. A pesar de expresar su "alivio" al enterarse de la reciente liberación de las religiosas esta semana, hizo un llamamiento: "Pido la liberación de todos los que aún están secuestrados y el fin de toda violencia; para que todos hagan su contribución al desarrollo pacífico del país, para lo cual se necesita un apoyo renovado de la comunidad internacional".

El Santo Padre también condenó el ataque a la Iglesia de Estambul. "Expreso mi solidaridad con la comunidad de la iglesia de Santa María Draperis en Estambul, que sufrió un ataque armado durante la misa que dejó un muerto y varios heridos", expresó.

Además, Francisco recordó la Jornada Mundial contra la Lepra (DLM) que se celebra hoy, 28 de enero, último domingo de enero: "Animo a todos los implicados en el rescate y la reinserción social de las personas afectadas por esta enfermedad que, aunque está en declive, sigue siendo una de las más temidas y afecta a los más pobres y marginados".

Como es tradición, al lado del Papa estuvieron los jóvenes peregrinos que participaron en la “Caravana por la Paz”, organizada por la Acción Católica en Roma, que leyeron una carta en la que expresaban su afecto por el obispo de Roma.

“Hoy en día es difícil pensar en la paz, muchas guerras también se libran cerca de nosotros: parece que a nadie le importa hacer la paz. Nosotros, por el contrario, queremos estar del lado de la paz, intentando apagar, en lo poco que podemos hacer, el fuego del odio y de la violencia”, expresaron en la misiva.+