Domingo 21 de abril de 2024

Los obispos portugueses 'lamentan profundamente' la legalización de la eutanasia

  • 18 de mayo, 2023
  • Lisboa (Portugal) (AICA)
La Conferencia Episcopal Portuguesa subrayó que la entrada "La vida humana está desprotegida y sufre un grave ataque a su valor y dignidad", consideran los obispos.
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal Portuguesa (CEP) reaccionó este jueves a la promulgación de la ley que legaliza la eutanasia y el suicidio asistido, una decisión que "lamenta profundamente".

"Como hemos reafirmado varias veces a lo largo del proceso legislativo que ahora termina, con la legalización de la eutanasia se rompe el principio fundamental de la inviolabilidad de la vida humana y se abren peligrosas puertas a una ampliación de las situaciones en las que se puede solicitar la muerte asistida", indica la CEP en una declaración fechada el 17 de mayo.

Los obispos de Portugal entienden que, con la despenalización de la eutanasia, "la vida humana queda desprotegida y sufre un grave atentado a su valor y dignidad". "La muerte se presenta como una solución al dolor y al sufrimiento, en lugar de promover cuidados paliativos más humanos hasta el final natural de la vida", escriben. Y agregan: "Reiteramos el llamamiento a las familias y a los profesionales sanitarios, que deben tener siempre garantizada la objeción de conciencia, para que rechacen de plano las posibilidades que abre la legalización de la eutanasia". La CEP sostiene además que la entrada en vigor de esta ley supone "un claro retroceso civilizador".

"Mantenemos la esperanza de que finalmente pueda ser derogada y que la vida humana, que es un don inestimable, vuelva a ser valorada y defendida en todas sus fases", concluye la nota. 

El pasado sábado, el Papa Francisco criticó la aprobación de la ley de eutanasia en el país lusitano, en un discurso en el que evocó las apariciones de Fátima, mostrándose "muy triste" por la promulgación de una "ley para matar". "Compartimos la tristeza del Papa Francisco expresada el pasado 13 de mayo, tras la confirmación parlamentaria de la ley de muerte médicamente asistida", indican los obispos portugueses. 

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, promulgó este martes el decreto del Parlamento sobre la muerte médicamente asistida, aprobado por la mayoría de los diputados el pasado viernes.

Las iniciativas legislativas sobre la eutanasia fueron objeto de dos vetos políticos por parte de Marcelo Rebelo de Sousa y de dos vetos decretados por el Tribunal Constitucional, por motivos de inconstitucionalidad. Este martes, el Grupo de Trabajo Interconfesional Religiones-Salud (GTIR) también expresó su oposición a la legalización de la eutanasia en Portugal, por considerarla "una fisura irreparable" en la protección de la vida humana.

"Al convertir en jurídico por vía legislativa lo que pertenece a los fundamentos éticos de la sociedad, el Parlamento, en contra del sentir social mayoritario en Portugal, relativiza lo que la sociedad debería tener como indiscutible y destruye por vía de opinión mayoritaria lo que la sociedad tiene de más humano y de fundamento de la civilización: la vida como valor fundamental", reza un comunicado del GTIR.+