Jueves 24 de septiembre de 2020

Mendoza celebró a su santo patrono, Santiago Apóstol

  • 26 de julio, 2020
  • Mendoza (AICA)
Con una misa en la parroquia Santiago Apóstol y San Nicolás de Tolentino, el arzobispo de Mendoza Mons. Marcelo Colombo, animó a la comunidad a "aceptar la vida como viene, como la aceptó Santiago".

La arquidiócesis de Mendoza celebró este 25 de Julio a Santiago Apóstol, patrono y protector de la provincia, con una misa presidida por el arzobispo, monseñor Marcelo Daniel Colombo, y concelebrada por el obispo auxilliar, monseñor Marcelo Mazzitelli y por el presbítero Marcelo De Benedectis, párroco de Santiago Apóstol y San Nicolás de Tolentino. La celebración fue transmitida a través de los medios digitales. Muy pocos fieles pudieron participar de modo presencial, respetando el protocolo establecido.

En su homilía, el arzobispo mendocino exhortó a “celebrar esta solemnidad con un corazón agradecido, aunque lejos están las muchedumbres de otros tiempos, sabemos que nos acompañamos a través de la modalidad virtual. Son numerosas las familias que están mirando esta celebración desde su casas”.

Al recordar la figura del Apóstol Santiago, el prelado recurrió a la Palabra, “que es luz que ilumina nuestros pasos. En los Hechos de los Apóstoles, descubrimos a unos discípulos valientes, decididos, con convicciones, dispuestos a darlo todo por Jesús, a romper la dinámica de encierro, que hacía de esa Iglesia naciente un pequeño grupo, porque tenían una Buena Noticia que anunciar”, expresó y dijo que “hoy en esa misma convicción cuidamos la vida y obedecemos a Dios ayudándonos, siendo solidarios los unos con los otros”. 

“Vemos a Santiago en momentos claves de la vida de Jesús, cuando el Señor les permite anticipar la gloria de su resurrección. Junto a Elías y a Moisés, en el Tabor, está Santiago. También está junto a Pedro y Juan en las horas previas a la entrega de la cruz en el huerto de los Olivos, asustado, temeroso”, recordó monseñor Colombo, pero añadió: “Es el mismo Santiago que luego vemos decidido a anunciar el Reino de Dios”.

Más adelante, haciendo referencia a la situación actual, preguntó a la comunidad: “¿Cómo celebrar a Santiago Apóstol en este contexto?”, y animó a los mendocinos a “abrazar esta realidad con serena y cristiana aceptación. No en una resignación que nos aísle y nos encierre. Pero sí buscar una presencia solidaria en la vida de otros. Este tiempo nos ayudó a percibir otra perspectiva de la vida humana, a valorarla. No nos podemos lamentar sin antes decidir hacer algo por los demás”, indicó. 

Monseñor Colombo destacó “esta lógica nueva del cuidado y la atención a los demás”, como un momento en el que “estamos más presentes unos con otros y nos ayudamos”. Recordando la carta que envió a la comunidad para esta fiesta patronal, expresó: “La Iglesia ha redescubierto algunos espacios, los valora y los quiere fortalecer. Uno de ellos es el de la ministerialidad familiar. Tantas familias se encendieron de amor cristiano, de formas litúrgicas y de significación de espiritualidad familiar en este tiempo”.

Asimismo, hizo referencia a “la toma de conciencia de los jóvenes en las distintas pastorales” en este tiempo y a “la utilización de los medios de comunicación”. “Los asumimos como instrumentos, aunque dándonos cuenta de que nos agobian y nos cansan; y al aceptarlos, la Iglesia puede seguir haciéndose presente en la misa y en cada encuentro de las distintas pastorales”.

Antes de concluir, expresó: “Hay vida, no estamos mal. Queremos aceptar esta vida como viene y que dé mucho fruto. Así como la aceptó Santiago y la quiso multiplicar en la vida de su pueblo. Que Santiago, patrono de Mendoza, abrace a cada mendocino y nos dé el valor apostólico de beber del cáliz que el Señor bebió”. 

En el momento del ofertorio, el presbítero De Benedectis tomó la palabra y agradeció a los representantes de las distintas actividades y fuerzas que prestaron servicio durante la pandemia. Finalizada la misa, la imagen de Santiago Apóstol fue trasladada en andas hacia las escalinatas de la parroquia y permaneció allí para la veneración de los vecinos hasta la tarde. 

Las fotos de la fiesta pueden verse aquí y la misa completa en el Facebook de la Pastoral de Comunicadores de Mendoza.+ 

» Texto completo de la homilía