Lunes 22 de abril de 2024

Mensaje del Papa a los niños del mundo

  • 2 de marzo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Cambiar el mundo comienza con "por favor" y "gracias", escribe el Papa en un mensaje, publicado hoy, en vistas al primer "Día Mundial del Niño" que se celebrará en Roma el 25 y 26 de mayo.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco envió un mensaje a todos los niños del mundo, en vísperas de la primera Jornada Mundial dedicada a ellos. La Jornada Mundial del Niño, que se celebrará en Roma los días 25 y 26 de mayo de este año, "se acerca rápidamente", les recuerda el pontífice.

En su mensaje, el Santo Padre escribe que quiere hablar con “cada uno” de ellos, porque cada individuo es precioso. Al mismo tiempo, continúa, el mensaje se dirige a "todos" ellos, porque todos los niños, en todas partes, "son un signo del deseo de cada persona de crecer y florecer".

El pontífice continúa recordando a los niños que son una fuente de alegría para sus padres y familias, “pero también para nuestra familia humana y para la Iglesia”, en la que todos estamos conectados. Por este motivo, el Papa anima a los niños a prestar atención a las historias que les cuentan los mayores.

Estar cerca de los niños que sufren
El siguiente estímulo es nunca olvidar a todos los niños que están sufriendo o pasando por un momento difícil. Entre ellos, hay personas que luchan contra enfermedades, en el hospital o en casa, y a algunos les están “robando cruelmente su infancia”. 

Francisco explica que, en ese caso, se refiere a los niños que son "víctimas de la guerra y de la violencia, los que pasan hambre y sed, los que viven en la calle, los obligados a ser soldados o a huir como refugiados, separados de sus padres, a los que se les impide ir a la escuela, y a aquellos que son víctimas de bandas criminales, de drogas u otras formas de esclavitud y abuso”. Debemos escuchar sus voces, subraya el Papa.

Unidad, ante todo
Sin embargo, continúa el Papa, si queremos que nuestro mundo florezca, no basta con estar cerca unos de otros. “Necesitamos, sobre todo, estar unidos a Jesús”, dice, explicando que con Jesús podemos soñar con la renovación de nuestra familia humana y trabajar por una sociedad más fraterna y que cuide nuestra Casa Común. 

El Sucesor de Pedro explica a los niños que crear una sociedad solidaria y fraterna comienza con pequeñas cosas, “como saludar a los demás, pedir permiso, pedir perdón y decir gracias”. Si no nos avergonzamos de dar pequeños pasos, uno a la vez, nuestro mundo cambiará, afirma.

Luego, el Papa destaca la importancia de la amistad. ¡Todo siempre es mejor “cuando estamos juntos!”, subraya el Papa, invitando a los niños a compartir sus alegrías. “Los regalos son bonitos”, dice, “pero sólo si nos ayudan a estar juntos”.

El secreto de la oración
Luego, el Papa revela lo que describe como un “secreto” para los niños: el secreto de la oración. Dice que “la oración llena nuestros corazones de luz y calidez”, e invita a los niños a orar al Padre tal como lo hizo Jesús. “En su lengua, Jesús llamó al Padre 'Abba', que significa 'Papá'. ¡Hagamos lo mismo!”, dice el Papa, añadiendo que así sentiremos siempre a Jesús cerca de nosotros.

Para concluir su mensaje, Francisco invita a los niños a prepararse para el momento, en mayo, en el que muchos de ellos estarán juntoa él en Roma, rezando el Padrenuestro. Invita a los niños no sólo a decir las palabras sino también a escucharlas. “Él nos llama y quiere que nos unamos activamente a Él, en esta Jornada Mundial del Niño, a convertirnos en constructores de un mundo nuevo, más humano, justo y en paz”.

Finalmente, el Papa Francisco recuerda a todos los niños que “Dios nos ha amado desde toda la eternidad”, y los invita a unirse a Él en esta oración:

“Ven, Espíritu Santo, muéstranos tu belleza, reflejada en los rostros de los niños de todo el mundo. Ven, Jesús, tú que haces nuevas todas las cosas, que eres el camino que nos lleva al Padre, ven y permanece con nosotros siempre. Amén".+

» Texto completo de la Carta de Francisco a los niños