Domingo 29 de noviembre de 2020

Miles de católicos polacos en la jornada Polonia bajo la Cruz

  • 25 de septiembre, 2019
  • Wloclawek (Polonia) (AICA)
Jornada penitencial de oración en la solemnidad de la Exaltación de la Santa Cruz

Con el lema “Polonia bajo la Cruz”, más de 60 mil personas se congregaron en los terrenos del aeropuerto de Wloclawek, Polonia, para celebrar una jornada penitencial de oración. La iniciativa no sólo convocó a los peregrinos que se congregaron en la solemnidad de la Exaltación de la Santa Cruz, sino que unió a miles de católicos en el territorio nacional.



“La visión del sufrimiento de Cristo puede transformar los corazones humanos, estimulando el reconocimiento de los pecados y una petición de perdón”, predicó el obispo de Wloclawek, monseñor Wieslaw Alojzy Mering, en la celebración eucarística central de la jornada. “Hoy se nos dice que nos divirtamos, disfrutemos de la vida, seamos nosotros mismos y nos demos cuenta de nuestros deseos. Pero el camino a la salvación no conduce a través del egoísmo”.



El prelado invitó a los presentes a dar un testimonio valiente a todo el mundo, mostrándose como “verdaderos testigos del Evangelio” y tener “coraje y amor para estar bajo la Cruz de Jesús”. El portavoz del encuentro, que cumplió con las expectativas de convertirse en un hito multitudinario como el Rosario en las Fronteras, destacó el sentido de la gran convocatoria: “Cuando, en nuestros días, tantas personas le dan la espalda a Cristo, cuando la vida eterna de tantas personas está en peligro, cuando nuestros ojos buscan cada vez más las cosas terrenales, queremos levantar la cabeza y mirar a Jesús, que muere por nosotros en la Cruz”.



Ante recientes escándalos de acusaciones a miembros de la Iglesia, actos de vandalismo contra templos católicos y recientes demostraciones blasfemas en manifestaciones civiles condenadas por los obispos, la jornada buscaba renovar el testimonio de los creyentes. “Veo en esto una gran oportunidad para 'arar' la antigua diócesis de Wloclawek, que tiene los mismos problemas y dificultades que la Iglesia en Polonia y en el mundo”, comentó monseñor Mering Niedziela. “La identidad católica se ve muy borrosa, especialmente la teología moral se vuelve poco clara. También -debemos decirlo- hay todo tipo de malas tendencias en la Iglesia. Por eso necesitamos una expresión clara y firme de nuestra posición en defensa de la Iglesia y en defensa de la fe”.



“Deseo ser bastante claro al evaluar especialmente nuestro medio ambiente. Nosotros, que llevamos sotana, que somos enviados por el Señor para predicar el Evangelio, a menudo carecemos de coraje, no sabemos o no encontramos los métodos correctos para predicar el Evangelio”, se lamentó el prelado.



“Hoy hay mucha indiferencia y un enfriamiento de los clérigos. Su tarea no es establecer relaciones correctas y amables con diversos entornos, sino proclamar a Cristo en todas partes, en todos los entornos. Y debido a que tenemos miedo a la agresión o incluso a la grosería, renunciamos a la predicación clara, tranquila y reflexiva del Evangelio. Es por eso que los laicos que se preguntan qué hacer para presentar el Evangelio de una manera atractiva, para ser notado en el mundo, merecen respeto, comprensión y toda ayuda. Los valoro inmensamente”.+