Martes 20 de octubre de 2020

Mons. Han Lim Moon animó a los mayores a unirse al mundo digital

  • 26 de septiembre, 2020
  • San Martín (Buenos Aires) (AICA)
En su homilía para el domingo 26° durante el año, el obispo auxiliar de San Martín animó a incorporar un "nuevo lenguaje para comunicarte con tus seres queridos".

En su homilía para el domingo 26° durante el año, el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, predicó con el Evangelio de San Mateo y planteó un “nuevo lenguaje para comunicarte con tus seres queridos”. 

“El mensaje central del Evangelio de hoy es cumplir la voluntad de Dios Padre en obras”, afirmó el obispo, comparando la actitud de los dos hijos del viñador del Evangelio. Sin embargo, mencionó que a veces Dios Padre nos pide “trabajar en su viña” pero no nos dice “en qué tarea concreta”. Entonces, “¿cómo podemos saberla?”, se preguntó el obispo.

“Por los signos de los tiempos en esta pandemia que pueden ser principalmente en torno al cuidado de la vida, la solidaridad y el encuentro por medio de la comunicación digital”, reflexionó pensando en la respuesta, y cuestionó varias cosas que cambiaron durante este año de pandemia. 

Monseñor Han Lim Moon ejemplificó con la situación de los abuelos y mencionó que los medios digitales “no pueden reemplazar el encuentro personal y presencial. Pero sí lo prepara y ayuda mucho a valorar y celebrar mejor ese encuentro presencial como culminación”. Pero añadió que el “motor principal” de esa comunicación es “el amor de Dios experimentado que nos transforma y nos hace tener ese mismo amor hacia los demás, invitándolos a la comunión con Él y entre nosotros”.

Seguidamente, el prelado enumeró cinco puntos positivos del tiempo de asilamiento, de los beneficios que brindan a la Iglesia los medios de comunicación digital para su conversión pastoral: En primer lugar, “la Iglesia no es el edificio del templo sino la comunidad viva de los cristianos. Por lo tanto, aunque muchos templos están cerrados, la Iglesia sigue ‘abierta’, en un proceso de adaptación y transformación”.

Luego manifestó que se está ampliando “una visión de la comunidad, incluyendo a las personas que difícilmente se acercarían al templo”; además, el aislamiento “dispersó la comunidad pero, gracias a los medios digitales, podemos seguir encontrándonos en comunidad, incluso multiplicándola, orando y formándonos para nuestro crecimiento en la fe. Y este encuentro en comunidad responde a la necesidad profunda del hombre”.

En el cuarto punto mencionó a los mayores que, “aunque cueste adaptarse al mundo digital”, “ya estamos inmersos en él, no tiene marcha atrás”, por eso, animó a aprenderlo con el fin de comunicarnos mejor. Finalmente, recordó que “Dios Padre envió a su Hijo a nuestro mundo para estar y acompañarnos en comunión de amor. Por eso, nosotros también tenemos que entrar en el ‘mundo’ del ciberespacio, donde se encuentran muchos de los hombres, especialmente los jóvenes, para estar, comprender, acompañar y amarlos”.

Al concluir, monseñor Han Lim Moon dijo que la “era digital” no es “sólo una cuestión tecnológica, sino una nueva cultura universal”. “Así como Jesús entró a nuestro mundo y se quedó con nosotros para tener un encuentro personal, como Iglesia debemos hacer lo mismo entrando en este nuevo ‘mundo’ digital presentándoles a Jesús a todos para que tengan un encuentro personal con Él, especialmente a través de su Palabra”.+