Sábado 26 de septiembre de 2020

Mons. Macín propuso movimiento y acción, ante la pandemia

  • 7 de agosto, 2020
  • Reconquista (Santa Fe) (AICA)
El obispo de Reconquista, monseñor Ángel José Macín, publicó unas meditaciones pastorales en torno a la pandemia, en las que reúne sus impresiones sobre este tiempo, y anima a continuar el camino.

El obispo de Reconquista, monseñor Ángel José Macín, publicó unas meditaciones pastorales en torno a la pandemia, en las que reúne sus impresiones sobre este tiempo, y anima a la comunidad a continuar el camino.

“A mediados de marzo de este año, comenzando con la actividad pastoral programada en el marco del Año Mariano Nacional, fuimos sorprendidos por una desconocida enfermedad, que en pocas semanas se transformó en pandemia, y que hoy, pasados aproximadamente cinco meses, todavía nos mantiene en vilo”, comenzó diciendo el prelado.

Haciendo mención a la suspensión masiva de actividades, dijo que en este tiempo “aprendimos cosas nuevas y debimos ajustar conductas que se practicaban, pero de un modo más estricto”, pues “la vida cotidiana había cambiado para todos”.

Las meditaciones de monseñor Macín están divididas en cuatro partes: Miedo, cansancio e incertidumbre; Interrogantes desde una visión creyente; Algunas consideraciones en torno al dolor y al misterio del mal; y Comentarios pastorales.

El obispo animó a la comunidad a continuar el camino “a pesar del desánimo, del miedo, la inquietud y la incertidumbre”, destacando el mensaje del papa Francisco del 27 de marzo pasado, “la expresión más contundente del sufrimiento y, al mismo tiempo, de la dignidad y fortaleza del ser humano que confía en Dios”.

Indicó que “el punto focal de estas meditaciones está constituido por la cuestión pastoral, es decir, cómo nos afecta todo esto a nuestra condición de Iglesia, a qué nos llama, cuál puede ser nuestra reacción”. Su intención es “compartir algunas cosas que podemos aprovechar de la experiencia, y otras sugerencias que tendremos que seguir pensando juntos, de un modo sinodal. Les propongo el movimiento y la acción, al estancamiento y la resignación”. 

Sus perspectivas apuntaron a la meditación y el diálogo en torno a las reflexiones: “A toda la comunidad del norte santafesino, con profundo respeto y valoración de su reacción ante las dificultades, les quiero decir que no somos superhéroes ni gente distinta. Todos sufrimos de un modo parecido el miedo, el cansancio, la incertidumbre. No tenemos respuestas para muchas de las cosas que nos pasan y las queremos buscar juntos”, dijo al concluir, y encomendó a la Virgen Morena del Valle.+

» Texto completo de las meditaciones