Sábado 5 de diciembre de 2020

Mons. Martínez Perea: "Todos hacemos el esfuerzo de respetar las normas"

  • 5 de mayo, 2020
  • San Luis (AICA)
El obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, brindó una entrevista a la radio

En el marco de la cuarentena instrumentada para la prevención del Covid-19, el obispo de San Luis, monseñor Pedro Daniel Martínez Perea, brindó una entrevista a la radio “A mi manera”, en la que se refirió a la situación que se vive en la diócesis y la tarea que realiza la Iglesia.



“Tratamos como Iglesia de ayudar, de estar cerca de los más necesitados, sobre todo las Cáritas se han puesto en funcionamiento coordinadamente. Vamos aprendiendo mucho, también la pastoral social relevando algunas dificultades y colaborando mutuamente entre municipalidades y los lugares propios”, detalló.



“Pero principalmente nos unimos en la oración, en poder acompañar espiritualmente, que Dios nos dé esa fuerza y en lo material, en la medida que vamos ayudando, sobre todo también es un momento para agradecer a todos aquellos que colaboran con Cáritas y a la Pastoral Social que también en su generosidad llegan a aquellos más necesitados”.



Por otra parte, el prelado destacó la importancia de “tratar de vivirlo con ojos de fe”, descubrir si Dios nos quiere decir algo, “cómo podemos aprovechar para unirnos más a Dios, saber qué es lo importante para cada uno de nosotros”. En ese sentido, invitó a “aprovecha para ver cómo estamos en nuestra relación con Dios”.



Consultado sobre la participación en la misa, el obispo admitió: “Es una pregunta que la tenemos todos, es un dolor muy profundo. Ayer cuando estábamos en el Cristo de la Quebrada, compartí esas lágrimas: cuántos no pueden participar del encuentro con Cristo”.



“Incluso un sacerdote que celebre solo en una ermita, en el desierto, tiene un valor eclesial y de comunidad enorme, porque es renovar para la Iglesia y los fieles la entrega de Cristo al Padre, en reparación de los pecados y para dar gloria a Dios”, afirmó. “Es muy doloroso y yo también tengo el dolor de los fieles, es muy doloroso que estén sin la santa misa, sin la participación activa, fructuosa”.



En cuanto a lo que se prevé para el futuro sobre la participación en la Eucaristía, monseñor Martínez Perea detalló: “Hemos hablado con los obispos y la Conferencia Episcopal Argentina se ha movido muy bien, ha pedido primero que los sacerdotes puedan llegar en la asistencia espiritual, por supuesto en los casos especiales, y ha sido concedido”.

Campaña Donación AICA



Sobre la participación de fieles, recordó que por ahora, estando así las cosas, no está permitida. “En San Luis lo hemos hablado con las autoridades correspondientes, y de hecho ya estamos en pasos de ese diálogo, a ver cómo podríamos ver la posibilidad de celebrar la misa con fieles, con qué condiciones, con qué protocolos”, explicó. “Esto llevará un tiempo para ponerse de acuerdo”, advirtió.



Consultado sobre lo sucedido el domingo en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, cuando un grupo de fieles se acercó a participar de una misa en la ciudad de San Luis, el prelado consideró “lamentable lo que ha pasado”. Además, reconoció que le llamó la atención “porque en la carta pastoral yo les pedí a los sacerdotes que en esto de las celebraciones litúrgicas, se iban a llevar a cabo sin la participación de los fieles, como si fuera cualquier día”



“No me explico este hecho que no se dio según lo que hemos previsto como obispo y en la diócesis”, señaló el prelado, aunque destacó: “Creo que es aislado, la mayoría de los sacerdotes respetan estas normas particulares, puntuales, nacionales, provinciales o municipales”:



Ante los comentarios sobre una persecución a los católicos, aclaró: “No hay ninguna persecución, no hay nada, no es eso. Es puramente para el objetivo de cuidarse, y justamente si no fuera así no podríamos estar hablando de ver qué vamos a hacer y cómo la podríamos llevar adelante. Por eso yo quiero llevar tranquilidad, porque si no, es muy desagradable y no responde a lo que se está haciendo. Todos hacemos el esfuerzo, los no católicos y los católicos, de tratar de respetar”.



Acerca del afiche que circula en las redes sociales pidiendo que vuelva la misa, monseñor Martínez Perea aseguró que la Iglesia no tiene conocimiento y el obispado no dio autorización. “Se ve que es una iniciativa privada, por más que usen terminologías que puedan confundir”.



Finalmente, el obispo agradeció a los medios de comunicación que hicieron posible la transmisión de las celebraciones del Cristo de Renca y de la Quebrada, a los operadores que trabajaron “con voluntad de ayudar, de colaborar, y no como un trabajo sino como un servicio para llegar a la gente y darles paz, tranquilidad. Les agradezco esa iniciativa porque han llegado a todo San Luis, entonces ahí ha llegado Cristo de Renca y de la Quebrada”.+