Domingo 27 de septiembre de 2020

Mons. Ojea animó a celebrar esta "Pascua inédita" en comunión con la Iglesia

  • 4 de abril, 2020
  • San Isidro (Buenos Aires) (AICA)
En vísperas del comienzo de una Semana Santa muy especial

En un mensaje dirigido a la comunidad en el marco de la emergencia sanitaria, el obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Vicente Ojea, se refirió a la Semana Santa tan especial que comienza con el Domingo de Ramos, y que los fieles podrán vivir a través de los medios de comunicación.



“En todo el país vamos a tener una Pascua inédita. Una Pascua especial. La vamos a celebrar en las casas como en tiempos de los Hechos de los Apóstoles que nos cuentan que celebraban con sencillez de corazón y compartían allí en cada casa", expresó el obispo.



"En esta Pascua inédita, la Palabra de Dios tiene un lugar particular. Debemos tener presente como nunca la Pasión del Señor que vamos a revivir, cuyo misterio vamos a celebrar de un modo especial. Tengamos presente la lectura de la Pasión, la lectura de la Palabra, la oración profunda, la oración confiada, la oración humilde del cristiano que en este tiempo va buscando los signos de estos tiempos para poder celebrar esta Pascua inédita”, animó.



Además, con la intención de unir a la Iglesia en una oración común, el presidente de la Conferencia Episcopal invitó a "expresar con nuestro corazón que estamos unidos con toda la Iglesia en comunión, desde el Santo Padre a todos los fieles para celebrar esta Pascua en la que tendremos esta intención particular: 'Señor, líbranos de este mal y enséñanos a vivir mejor'."



Para finalizar, monseñor Ojea invitó a que en todas las celebraciones se tenga presente a los hermanos que trabajan por el prójimo en este tiempo: “Debemos tener en la mente y en el corazón a tantos hermanos que sirven, a los que están al servicio de los demás, a los agentes de Pastoral de la Salud, a los agentes de seguridad, a los voluntarios de Cáritas en nuestras parroquias, en nuestras comunidades, a todos los hermanos que por necesidad tienen que estar más cerca de otros para servirles”.



Monseñor Ojea, como todos los demás obispos diocesanos de la Argentina, presidirá este fin de semana la celebración del Domingo de Ramos sin público y sin la tradicional procesión de fieles con palmas de olivo.+