Jueves 13 de agosto de 2020

Mons. Puiggari invitó a "soñar con una Patria más justa"

  • 10 de julio, 2020
  • Paraná (Entre Ríos) (AICA)
Al celebrar un nuevo aniversario de la independencia, el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, animó a la comunidad a "comprometerse con la Patria" y soñarla más justa.

Al celebrar un nuevo aniversario de la independencia, el arzobispo de Paraná, monseñor Juan Alberto Puiggari, envió un video mensaje a la comunidad diocesana: “Esta fiesta nos ayuda en una mirada hacia el pasado y un compromiso con el presente”, aseguró al comenzar. 

“Mirando el pasado lo primero que el cristiano tiene que hacer es agradecer y alabar a Dios, por toda la obra magnífica que ha hecho, y por todo lo que nos ha regalado los argentinos. Agradecer a los hombres que se comprometieron con una vocación de grandeza como son nuestros próceres nuestros hombres de Tucumán”, recordó haciendo referencia a la independencia.

El arzobispo de Paraná dedicó su reflexión a un “prócer indiscutible”, el general Manuel Belgrano:
“Él nos enseña muchas actitudes que son muy actuales para este momento de la Patria”, dijo. En primer lugar, indicó: “Siempre priorizó las necesidades de la Argentina, donde la Patria lo necesitó, ahí estuvo”. Luego aseguró: “Fue un visionario. Si algo tuvo claro es que un pueblo culto es en un pueblo libre. Por eso se ocupó tanto de la enseñanza, también para las mujeres. Fue un pionero en los derechos de la mujer. Porque él era consciente que un pueblo que no tenía conocimientos estaba condenado a la esclavitud. ‘Educar era sembrar semillas en el alma’, decía”.

En tercer lugar, recordó: “Él sirvió a la Patria, no se sirvió de la Patria. Murió pobre, un signo muy evidente de que entregó todo para servir a la Patria”. Por último, mencionó: “Un hombre profundamente religioso. En sus devociones, a la Virgen de Luján, a la Virgen de la Merced, en Tucumán, Nuestra Señora del rosario, en Jujuy; las encomendaba como generalas del ejército y enseñaba a sus soldados a rezar”. 

Peor además, destacó sus principios cristianos, “de honestidad, de respeto, de seriedad, de primacía del bien común”. Monseñor Puiggari recordó que cuando lo llamaron padre la Patria, él humildemente dijo: “Quiero ser un buen hijo de la Patria”. Y se preguntó: “¿Qué hace falta de nosotros, si amamos a la Argentina?”, y dijo: “Hace falta recuperar una virtud muy olvidada, que es el patriotismo”. Es decir, “ponerse al servicio de la patria del, que es el bien común; salir de nuestro egoísmo”. 

Haciendo referencia al tiempo actual, manifestó: “Hoy hay mucho dolor y tenemos que comprometernos en servir a nuestros hermanos, como lo hizo Belgrano. Cada uno tiene algo que aportar para sacar esta Argentina adelante”.  

El arzobispo animó a “superar el egoísmo, el individualismo, la corrupción”, y a comprometerse con la Patria, “que todos los argentinos se sientan responsables de su historia”. Así como lo deseaba Belgrano, invitó a “soñar con una Patria más justa, donde nada no haya excluidos”. Por eso, pidió reflexionar y “salir del derrotismo y la tristeza”, “aunque implique sacrificios y renuncias”.

Finalmente, pidió a la Virgen de Luján que “abrevie este tiempo de sufrimiento de los hombres y que nos libere la pandemia”. Monseñor Puiggari rezó especialmente “por los enfermos, por lo que están angustiados, por los que están solos, por los pobres, por los que están sin trabajo. Por los científicos, por los médicos. Y también por las autoridades, para que Dios los ilumine y, como Belgrano, piensen en el bien de todos”. Al concluir, invitó a la comunidad a rezar la oración por la Patria e impartió la bendición.+