Jueves 25 de julio de 2024

Mons. Sánchez llamó a construir una patria 'unida, en justicia, equidad y paz'

  • 9 de julio, 2024
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
El arzobispo de Tucumán presidió el 'Tedeum' en la catedral, y animó a aunar esfuerzos por una Argentina "más fraterna y solidaria, pacificada y reconciliada".
Doná a AICA.org

El arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez, presidió el Tedeum por el 9 de Julio, día de la Independencia argentina, en la catedral Nuestra Señora de la Encarnación.

Ante la presencia del obispo auxiliar, monseñor Roberto Ferrari; de representantes de otros credos; del gobernador de la provincia, Osvaldo Jaldo; del vicegobernador, Miguel Ángel Acevedo; de la intendenta de San Miguel de Tucumán, Rossana Chahla; y de otras autoridades, además de miembros de las diversas fuerzas de seguridad, monseñor Sánchez recordó que "hoy, como cada 9 de julio desde 1816, día glorioso y gozoso para nuestra Nación Argentina, revivimos la alegría de aquellos tucumanos que fueron testigos de la Declaración de la Independencia".

"Nos unimos en oración para darle gracias a Jesucristo, Señor de la historia, por nuestra querida Patria Argentina, como lo hicieron los congresales en la Iglesia San Francisco al día siguiente de la Declaración de la Independencia: ¡gracias Señor por nuestra patria argentina!".

El arzobispo manifestó también, en ese sentido: "Damos gracias a Dios por el legado que nos dejaron nuestros próceres. Queremos interpretar nuestro presente a la luz de nuestra fe y decir una palabra esperanzadora, siempre iluminada por el Evangelio, para cumplir la voluntad de Dios, construir sobre roca y aprender del Maestro, Jesucristo, que enseña con autoridad".

"Ponemos nuestra mirada en nuestra querida casa histórica, donde se juró la Independencia, como símbolo que nos llama y nos interpela a construirnos sobre roca sólida, como casa común, como casa de familia y hogar; capaces de integrarnos como un único pueblo", enfatizó.

Además, destacó que, "invocando la misericordia de Dios, soñamos y decididamente queremos ser Nación, con pasión por la verdad y compromiso por el bien común; una Argentina más fraterna y solidaria, pacificada y reconciliada; una Patria unida en justicia, equidad y paz".

"Este debe ser también nuestro compromiso hoy como argentinos. Pensar, buscar y hacer siempre el bien común por encima del bien personal o particular, poniendo a disposición hasta nuestras vidas, haberes y fama. Los congresales de 1816 nos dejaron ese legado, y también tantos hombres y mujeres de la patria", sostuvo.

                    

"Reconocemos que somos una patria rica en bienes naturales, personales y culturales, pero tantas miserias, egoísmos, ambiciones e injusticias nos han llevado a la ruina y a situaciones tan afligentes y críticas como la actual. También, reconocemos que hemos superado muchas crisis con esfuerzo, sacrificio y decisión", aseveró.

"También -dijo-, en el inicio de este día de la celebración por los 208 años de la Declaración de la Independencia, en la casa de todos los argentinos, el actual presidente ha firmado, con muchos representantes de la Argentina, un pacto para trabajar por el bien de los argentinos, acompañados por un Consejo que irá diseñando esas acciones".

Mons. Sánchez subrayó: "Son muchas las necesidades, las urgencias, los problemas y las situaciones que afligen a nuestra querida patria. Quiero que consideremos una de ellas, que es transversal, necesaria, urgente y que debe prolongarse en el tiempo: la educación.

"Sabemos de la emergencia educativa en nuestra Argentina y en Tucumán, que llega a ser una catástrofe educativa, también a nivel mundial", exclamó.

Y recordó: "El Papa Francisco convocó, en 2019, a un Pacto Educativo Global. Hoy más que nunca, es necesario unir los esfuerzos por una alianza educativa amplia para formar personas maduras, capaces de superar fragmentaciones y contraposiciones y reconstruir el tejido de las relaciones por una humanidad más fraterna, y nosotros podemos decir, por una Argentina más fraterna".

"Las líneas orientadoras del Pacto Educativo Global propuestas por el Papa reflejan, en gran parte, la realidad educativa por la que atraviesa la Argentina y Tucumán", prosiguió.

Finalmente, el prelado animó a que, "inspirados en ese esperanzador lanzamiento, en diálogo abierto y con el deseo de poner en el centro de interés de la comunidad nacional los desafíos de la educación, reavivemos el compromiso por las jóvenes generaciones, renovando la pasión por una educación más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión".

Luego del 'Tedeum', se realizó una oración interreligiosa, de la que participaron miembros de las diversas confesiones, como un mensaje de unidad para el día de la Independencia.+

-> Texto completo de la homilía