Lunes 26 de octubre de 2020

Presencia evangelizadora de la Iglesia en las personas enfermas

  • 18 de junio, 2016
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
"La Eucaristía misma, toda ella nos habla de la presencia de nuestro Señor en el mundo de la enfermedad y de la salud", manifestó Mons. Ricardo Faifer, obispo emérito de Goya y miembro de la Comisión Episcopal de Ayuda a las Diócesis más Necesitadas y también de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud, al disertar sobre "Eucaristía y Misericordia en la Pastoral de la Salud", el viernes 17 en el Colegio de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús.
"La Eucaristía misma, toda ella nos habla de una hermosa presencia de nuestro Señor, de nuestro Redentor, en el mundo de la enfermedad y de la salud", manifestó monseñor Ricardo Oscar Faifer, obispo emérito de Goya (Corrientes) y miembro de la Comisión Episcopal de Ayuda a las Diócesis más Necesitadas y miembro también de la Comisión Episcopal para la Pastoral de la Salud, al disertar sobre "Eucaristía y Misericordia en la Pastoral de la Salud", el viernes 17 en el Colegio de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús, ante un numeroso y atento auditorio.

En su exposición el prelado hizo hincapié sobre la presencia viva del Señor Jesús en la Eucaristía, recordando que Él se entregó por nosotros, en una entrega como el mayor acto de amor hacia la humanidad, un amor extremo; por eso cuando comulgamos entramos en comunión con el cuerpo y la sangre de Cristo. Comulgamos para vivir una verdadera entrega de amor concreta.

Los ejes centrales de la exposición de monseñor Faifer fueron: Presencia y amor de Jesús en la Eucaristía, y la Misericordia de Dios, que es su eterna presencia en la humanidad.

Al término de su charla, entrevistado por el periodismo declaró que agradecía la oportunidad brindada por los medios de comunicación para poder ampliar sobre lo expuesto en el auditorio, para aquellos que no pudieron viajar a Tucumán pero que están esperando noticias o recibiendo las resonancias del Congreso.

"Presenté -dijo- el tema ante un muy numeroso auditorio, agentes de la Pastoral de la Salud; hice la presentación del tema: La Eucaristía y la misericordia. La eucaristía misma, toda ella nos habla de una hermosa presencia de nuestro Señor, de nuestro redentor; pero yo diría que es una presencia que está como cualificada, tonificada por el sello definitivo que es el amor supremo de Jesús, porque ella hace presente la entrega de Cristo en la cruz".

"Entonces -agregó- esto nos debe llenar de admiración y nosotros descubrimos que en la Eucaristía está presente Cristo con todo su amor, y cuando comulgamos nos adentramos con él en un dinamismo de presencia y de amor, y eso lo hemos aplicado concretamente a la Pastoral de la Salud", que es la presencia evangelizadora de la Iglesia en el mundo de la salud y de la enfermedad".+