Miércoles 2 de diciembre de 2020

Proceso de beatificación de los padres de San Juan Pablo II

  • 17 de marzo, 2020
  • Cracovia (Polonia) (AICA)
El arzobispo de Cracovia, monseñor Marek Jedraszewski, anunció que en los próximos días se iniciará el proceso de beatificación y canonización de Karol Wojtyla y de su esposa Emilia Kaczorowska, padre

El arzobispo de Cracovia, monseñor Marek Jedraszewski, anunció que en los próximos días se iniciará el proceso de beatificación y canonización de Karol Wojtyla y de su esposa Emilia Kaczorowska, padres de San Juan Pablo II.



La autorización de monseñor Jedraszewski, requisito legal para comenzar el proceso, se sumó a la opinión favorable de la Conferencia Episcopal Polaca y la aprobación de la Congregación para las Causas de los Santos en el Vaticano.



En un comunicado, los obispos de Polonia informaron que “los documentos apropiados llegarán a la parroquia de la arquidiócesis de Cracovia en los próximos días y se informará a los fieles sobre el inicio del proceso y se les pedirá que envíen a la curia metropolitana en Cracovia antes del 7 de mayo de 2020 cualquier documento, carta o mensaje sobre los Siervos de Dios, tanto positivo como negativo”.



“La memoria de los padres de San Juan Pablo II todavía está viva, especialmente en las comunidades de Wadowice y Cracovia. Pasó mucho tiempo desde su muerte, pero todavía hay personas que los conocieron personalmente. Intentaremos contactarlos y pedirles que testifiquen”, dijo el padre Andrzej Scaber, secretario para la canonización de la arquidiócesis de Cracovia.



El sacerdote dijo que se escuchará a varios testigos directos, inclusive nietos de los siervos de Dios.



“El papa Wojtyla, en cierto sentido, será testigo directo de la santidad de sus padres. Hay muchos textos que confirman que eran personas excepcionales”, agrega el padre Scaber.



También señaló que se llevarán a cabo formalmente dos procesos de canonización separados en los que se deberá demostrar que Emilia y Karol practicaron virtudes heroicas, que disfrutan de la fama de santidad y, a través de su intercesión, las personas que recibieron los favores de Dios.



“Este proceso no será fácil debido a la pequeña cantidad de testigos oculares, pero ya podemos decir que la documentación que se ha recopilado, especialmente con respecto a Karol Wojtyla (padre), es muy extensa y muestra que este hombre a lo largo de su vida evolucionó en su relación con Dios y llevó esa amistad de Dios a su hijo, el futuro Papa”, explicó el presbítero.



Finalmente, el padre Scaber comentó que, en medio de una sociedad en crisis como la de hoy, con “muchos divorcios, relaciones de convivientes, niños abandonados”, la familia Wojtyla, “como dice el papa Francisco, son santos del vecindario, normales, ordinarios, que nos muestran que en una situación económica muy difícil, durante la enfermedad, la muerte de dos niños, puedes confiar y estar cerca de Dios”.



En 2018 el entonces arzobispo de Cracovia y exsecretario personal de San Juan Pablo II, cardenal Stanislaw Dziwisz, dijo que llevaba en su corazón la posibilidad de comenzar el proceso de beatificación y canonización de los padres de San Juan Pablo II.



Biografías de Karol y Emilia

Emilia Kaczorowska, que provenía de una familia de artesanos zapateros, era hija de Feliks Kaczorowski y María Scholz. Tuvo ocho hermanos. Nació el 26 de marzo de 1884 en Cracovia y fue bautizada en la iglesia de San Nicolás. La familia Kaczorowski vivía en la calle Smolensk y asistía a la iglesia de las Hermanas de San Félix de Cantalicio. En 1890 Emilia comenzó su educación primaria. Hay información de que asistió a la escuela de las Hijas de la Divina Caridad, pero los archivos de esa escuela de ese tiempo no han sobrevivido. Cuando tenía solo 13 años, su madre murió.



Karol Wojtyla nació el 18 de julio de 1879 en Lipnik, cerca de Biala, hijo de Maciej Wojtyla y Anna Przeczek, una familia de sastres. Fue bautizado en la iglesia de la Divina Providencia en Biala. A los dos años perdió a su madre. En los años 1885-1890 asistió a la escuela alemana en Biala, luego en 1890 comenzó a estudiar en el gimnasio alemán en Bielsko. En 1900 fue llamado para servir al ejército en Wadowice. Después de un año, se desempeñó como cabo y fue dirigido a la Escuela de Cadetes de Infantería en Lviv (hoy Ucrania). En 1903 terminó su servicio militar y regresó a casa. Sin embargo, decidió permanecer en el ejército como soldado profesional y sirvió como suboficial en Cracovia y en Wadowice.



En 1905, Emilia conoció a Karol y se unieron en matrimonio el 10 de febrero de 1906 en la iglesia de San Pedro y San Pablo en Cracovia, la iglesia parroquial de Emilia, y la iglesia de la guarnición militar de Karol. Los nuevos cónyuges dieron a luz a tres hijos: Edmund (nacido en 1906), Olga, que murió poco después del nacimiento y el bautismo (1916) y Karol (nacido en 1920), el futuro Papa.



Los Wojtyla vivieron en Krowodrza. En 1913, la familia se mudó a Wadowice, donde Karol comenzó a trabajar en la unidad de administración militar del gobierno.



El año 1916 fue particularmente doloroso en la vida de Karol, cuando su hija Olga murió poco después del nacimiento y el bautismo, y su medio hermano Józef murió en el frente de batalla durante la Primera Guerra Mundial. El 31 de octubre de 1918, Karol terminó su servicio en el ejército austríaco como subteniente y al día siguiente se unió al ejército polaco, en el que se convirtió en el jefe de la oficina de la Comisión de Suplementos de Poviat en Wadowice. Las planillas de calificación lo presentan como un oficial con pleno conocimiento del oficio, experiencia y, al mismo tiempo, humilde y amigable.



Cuando Emilia tuvo su tercer embarazo en otoño de 1919, los médicos señalaron que su vida estaba en peligro si continuaba con el embarazo. Sin embargo, ella decidió continuarlo y dar a luz a un niño. El 18 de mayo de 1920 nació su hijo Karol, sano, mientras que la madre, según los pronósticos de los médicos, no se recuperó después del parto. Se sentía peor y la enfermedad empeoraba. En 1924 Karol (padre) fue ascendido a teniente y, después de tres años, debido a la enfermedad progresiva de su esposa, se retiró.



En mayo de 1929, Karol (hijo) recibió la primera comunión. Ese mismo año la salud de Emilia se deterioró significativamente y murió el 13 de abril, después de recibir los últimos sacramentos en presencia de su esposo. La ceremonia fúnebre se celebró el 16 de abril en la iglesia de Wadowice y el 17 de abril de 1929 fue enterrada en el cementerio Rakowicki de Cracovia.



El viudo se hizo cargo de la casa y los hijos. En 1932, su hijo Edmund, médico en el Hospital Municipal de Bielsko durante dos años, se infectó de un paciente y murió de escarlatina.



Después de la graduación de Karol (hijo) en 1938, su padre se mudó con él a Cracovia. Vivían en la calle Tyniecka, en Debniki. El futuro papa Juan Pablo II realizó sus estudios en la Universidad Jaguelónica. Cuando estalló la Segundas Guerra Mundial, padre e hijo intentaron mudarse al este del país. Después de la invasión del ejército soviético del 17 de septiembre de 1939, regresaron a Cracovia, y en 1940 Karol (hijo) comenzó a trabajar en la empresa Solvay, en Zakrzówek.



En el invierno de 1940 Karol (padre) se enfermó gravemente. Murió en un departamento en Tyniecka, el 18 de febrero de 1941 debido a insuficiencia cardíaca. Tenía 63 años de edad. Su cuerpo fue enterrado el 21 de febrero en el cementerio Rakowicki en Cracovia, junto a los de su esposa e hijo.+

Campaña Donación AICA