Sábado 16 de enero de 2021

Se manipulan cifras para respaldar el proyecto de aborto

  • 24 de noviembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
Las muertes por "abortos inseguros" del proyecto del presidente Alberto Fernández, casi duplican a las oficiales.

La licenciada Mónica del Río publicó en el boletín electrónico Notivida una nota en la que afirma que "el Presidente manipula las cifras del aborto", y que "las muertes por 'abortos inseguros' del proyecto de Alberto Fernández, casi duplican a las mismas cifras oficiales".

La nota comienza manifestando que en los fundamentos del proyecto de aborto que el Poder Ejecutivo envió al Congreso se dice que: “en 2018 se registraron 257 muertes maternas en la Argentina, de las cuales 35 se debieron a abortos inseguros, es decir, casi 14%. Si comparamos esa proporción con lo que se estima ocurre en el mundo, donde al menos el 8% de las muertes maternas se deben a abortos inseguros, la Argentina estaría cerca de duplicar el porcentaje”.

Pero eso no es lo que informan las estadísticas del Ministerio de Salud que citan como fuente. De las 257 muertes maternas de 2018, 35 fueron por “embarazo terminado en aborto” pero dentro de esas 35 muertes hay: 7 que ocurrieron por “embarazo ectópico”, 1 por “mola hidatiforme”, 5 por “otros productos anormales de la concepción” y 3 por “abortos espontáneos”. Es decir, hay 16 muertes que no tienen ningún vínculo con el aborto procurado y no variarían con su legalización.

Las 19 muertes restantes (7 por “otro aborto” y 12 por “aborto no especificado”) constituyen el tope de los abortos procurados, mal llamados “inseguros”. O sea, las muertes por aborto provocado representan a lo sumo el 7,4% de las muertes maternas. Con lo que, contrariamente a lo que concluye el presidente, la Argentina estaría por debajo de la media global.

Mencionamos a esas 19 muertes como un tope porque dentro de esa cifra hay abortos espontáneos. El aborto inducido con misoprostol no se diferencia clínicamente del espontáneo y muchos profesionales, cuando la mujer llega con un aborto incompleto, lo registran como “aborto no especificado” según explicó en la Cámara de Diputados la doctora Ruth Weinberg, exjefa del Servicio de Ginecología del Hospital Eva Perón, donde trabajó 40 años.

Campaña Donación AICA

Prosigue el mensaje del Poder Ejecutivo analizando las muertes por “abortos inseguros” y afirma que "la estadística nacional oculta, a su vez, las desigualdades en el interior de nuestro país, entre las distintas jurisdicciones”. “Hay provincias que llegan a cuadruplicar la tasa de mortalidad materna nacional y eso refleja las inequidades entre provincias y que es probable que las víctimas sean en su mayoría mujeres y otras personas gestantes en situación de vulnerabilidad”.

Fernández toma como ejemplo a provincias que tienen muchas muertes en relación con su escasa población: a Santiago del Estero y Formosa. No sabemos a qué obedece la elección. Formosa, por ejemplo, en 2018 tuvo 2 muertes por “embarazo terminado en aborto” pero una de ellas fue por un “embarazo ectópico”, con lo cual esa provincia tuvo, cuando mucho, una muerte materna por aborto provocado. La misma cantidad que Santa Cruz que tiene la mitad de habitantes, pero no encaja en el relato.

Destaquemos que en 2018 hubo 15 provincias sin muertes maternas por aborto inducido: Catamarca, Córdoba, Chubut, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Mendoza, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santa Fe y Tierra del Fuego. La única muerte por “embarazo terminado en aborto” en Córdoba en 2018 fue por un “embarazo ectópico” y en San Juan por un “producto anormal de la concepción”.

Mientras que la “opulenta” Ciudad de Buenos Aires, que hace abortos en 16 hospitales y en 44 centros de atención primaria de la salud (CeSACs), registró 3 muertes de gestantes vinculadas al aborto procurado.+ (Mónica del Río)