Domingo 29 de noviembre de 2020

Mesa Interreligiosa de Chile llama a la unidad nacional

  • 23 de octubre, 2020
  • Santiago (Chile) (AICA)
"En el contexto que vive el país y a dos días de un acontecimiento democrático histórico, hacemos un llamado de paz social, unidad nacional", sostuvo en vísperas del referéndum constitucional.

La Mesa Interreligiosa de Chile difundió una declaración conjunta en vísperas del referéndum del próximo domingo 25 de octubre, para consultar a la ciudadanía si aprueba o rechaza la reforma de la Constitución del país vecino, y tras los graves ataques a lugares de culto en una jornada de protesta.

"No existe un futuro juntos en una comunidad donde se dé espacio a la violencia. En el contexto que vive el país y a dos días de un acontecimiento democrático histórico, hacemos un llamado a la paz social, unidad nacional y diálogo fraterno, en el que todos importan y nadie sobra", subrayó.

Texto de la declaración conjunta
Las confesiones religiosas, siendo parte viva de la historia de la sociedad chilena desde su nacimiento como república, sin duda hemos estado presentes, como sustento espiritual, consuelo y apoyo, promoviendo la unidad y la esperanza de un futuro mejor, en cada momento en que el país lo ha necesitado.

Hoy, cuando la violencia se ha apoderado de importantes espacios del debate nacional, cruzando los límites del respeto a la dignidad humana y el amor por el prójimo; creemos que es justo y necesario hacer un llamado para que seamos capaces de volver a mirarnos a los ojos, sin odio, para recuperar la ansiada paz que las familias que habitan en Chile añoran.

Con dolor, hace algunos días, vimos cómo espacios destinados al recogimiento, la fe y la espiritualidad fueron atacados e incendiados. En ellos, no tan solo existe una connotación religiosa, sino también una importancia histórica, riqueza cultural y vinculación emocional con la comunidad.

El sentir de los miles de afectados sin duda nos conmueve y por esto, como Mesa Interreligiosa, rechazamos y condenamos cualquier acción que atente contra la vida de las personas, su dignidad y la libertad de culto.

No existe un futuro juntos en una comunidad donde se dé espacio para la violencia. En el contexto que vive el país y a dos días de un acontecimiento democrático histórico, hacemos un llamado de paz social, unidad nacional y diálogo fraterno, en el que todos importan y nadie sobra.+