Sábado 15 de agosto de 2020

Mons. Colombo alentó a ser una Iglesia sinodal, en camino, fraterna y misionera

  • 19 de abril, 2019
  • Mendoza (AICA)
El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, deseó una feliz Pascua a la comunidad arquidiocesana y expresó: "Dios los bendiga con la alegría grande de la resurrección de su Hijo. Que nos siga alentando a ser Iglesia sinodal, Iglesia en camino, Iglesia fraterna y misionera".
El arzobispo de Mendoza, monseñor Marcelo Daniel Colombo, saludó a la comunidad arquidiocesana por la Pascua y recordó que "el Señor nos invita a transitar con Él estos días mientras llega la Pascua, fiesta del triunfo de la Vida sobre la muerte y el pecado".

"En este Jueves Santo en particular recordamos la institución de la Eucaristía y del sacerdocio. ¡Qué regalo grande nos ha hecho el Señor quedándose para siempre entre nosotros! Haciéndose pan y vino, en la sencillez de los signos humanos, nos invita a compartirlo y a multiplicar su presencia entre nosotros, para alimentarnos y sostenernos en la fidelidad a su llamada", precisó.

El prelado agradeció a los sacerdotes por "darnos a Cristo en la Palabra proclamada y en el Pan de Vida, en el servicio afectuoso de la paternidad espiritual y en la animación de la caridad fraterna!"



"Mañana nos espera la Cruz de Cristo. Y caminando con ella y con las nuestras, Jesús. Despojado y sereno, manso y humilde de corazón. Será el día de seguir sus pasos en el Vía Crucis, acompañarlo al pie de la cruz y recibir a María de su corazón traspasado de amor y dolor. Y llegará la Pascua. Las vendas por el piso, las piedras corridas del sepulcro abierto, la vida llena de luz derramada sobre el mundo: Cristo vive", completó.

Monseñor Colombo aseguró que "la buena noticia de la Resurrección palpitando en la voz y los corazones de los discípulos, ahora es nuestra para llevarla a todos" y deseó una muy feliz Pascua".

"Dios los bendiga con la alegría grande de la resurrección de su hijo. Que nos siga alentando a ser Iglesia sinodal, Iglesia en camino, Iglesia fraterna y misionera. En Jesús, el Testigo fiel, nuestro Hermano y Salvador, los abrazo mientras imploro sobre todos, la tierna intercesión de nuestra Santísima Madre del Rosario, nuestra Señora de la Pascua", concluyó.+