Lunes 28 de septiembre de 2020

Comenzó el curso virtual "El proceso diocesano en las Causas de los Santos"

  • 21 de agosto, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
El obispo castrense y delegado episcopal para las Causas de los Santos de la CEA, guió el primer encuentro del curso virtual "El proceso diocesano en las Causas de los Santos"

“Trabajar al servicio de las causas de los santos, no es solo una bendición, sino también un verdadero testimonio que invita a muchos un mayor compromiso en su vida de Iglesia”, expresó el obispo castrense de la Argentina y delegado episcopal para las Causas de los Santos, monseñor Santiago Olivera, en el inicio del curso de modalidad virtual: “El proceso diocesano en las Causas de los Santos”.

El curso comenzó el 19 de agosto y se desarrollará en un total de cinco encuentros virtuales, los días 26 de agosto, 9, 16 y 22 de septiembre. Al respecto, monseñor Olivera señaló: “La pandemia nos ha impedido a nuestra Delegación Episcopal de la Causa de los Santos poder realizar el encuentro anual presencial, pero nos ha brindado una excelente oportunidad de sumarnos con verdadero espíritu de hermandad eclesial a este espacio académico virtual que seguramente traerá muchos frutos”.

Luego de los agradecimientos a las autoridades de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Católica Argentina, a la Sociedad Argentina de Derecho y a la Comisión Directiva, el delegado episcopal para las Causas de los Santos expresó: “Todo tiempo se nos presenta como una ocasión propicia para renovar una vez más en nuestros corazones el particular llamado universal a la santidad”. 

Citando al papa Francisco, añadió: “Dejémonos estimular por los signos de santidad que el Señor nos presenta a través de los más humildes miembros de ese pueblo que participa también de la función profética de Cristo, difundiendo su testimonio vivo sobre todo con la vida de fe y caridad”. 

“Estamos llamados a vivir cada vez más y mejor nuestra vocación cristiana. También estuvieron llamados nuestros hermanos y hermanas que nos precedieron en la fe y que transitaron sus vidas en el territorio de nuestra querida Argentina. Rezamos particularmente por ellos, para que su ejemplo de vocación y servicio pronto sea reconocido y ofrecido como modelo al mundo entero. Ellos son faro y luz que nos ilumina y nos conduce a puerto seguro”, reconoció.

“La santidad, en todos los tiempos, es una urgencia pastoral. Siempre hacen eco en mí las palabras de San Juan Pablo II en la línea de la espiritualidad de la comunión. Querer recibir el bautismo es lo mismo que decir que queremos ser santos. Se trata de la respuesta a nuestro bautismo. Vivir nuestra vocación de bautizados es vivir nuestra vocación en acto, cada momento de nuestra vida en camino a la santidad”, sostuvo.

Finalmente, se refirió a quienes acompañarán en el desarrollo del curso “El proceso diocesano en las Causas de los Santos”, y concluyó: “En este año Mariano, especial y particular año, nos colocamos en las manos de María, hermosa Virgen del Valle, para que ella, nuestra esperanza, nos anime a dar una respuesta perseverante al llamado de su Hijo a la santidad”.+