Martes 28 de mayo de 2024

Declaración por Haití de la Red Eclesial Latinoamericana de Justicia y Paz

  • 8 de marzo, 2024
  • Puerto Príncipe (Haití) (AICA)
La red de comisiones de Justicia y Paz se solidarizó con el pueblo haitiano e instó a la comunidad internacional a no ser indiferente ante el sufrimiento que se vive en el país caribeño.
Doná a AICA.org

“Llamamos a las autoridades internacionales y a la comunidad mundial a no permanecer indiferentes ante el sufrimiento de los más pobres y los más débiles del querido pueblo haitiano, que una vez más enfrenta la muerte, el hambre y el dolor”, se lee en la declaración difundida este 7 de marzo por la Red Eclesial de Justicia y Paz en la Patria Grande, ante la nueva escalada de violencia que sufre el país caribeño.

En su declaración, la Red latinoamericana de Justicia y paz apela a una “intervención urgente de fuerzas internacionales de paz”, al tiempo que expresa su solidaridad con el pueblo haitiano.

Texto de la Declaración
Ante la nueva escalada de violencia que sufre la patria hermana de Haití, la Red Eclesial Justicia y Paz en la Patria Grande manifiesta:

1- Nuestra solidaridad con el pueblo hermano de Haití, que una vez más debe enfrentar la inseguridad, muerte y violencia en su territorio.

2- Lamentamos que los caminos de diálogo estén cerrados y se recurra a la fuerza para resolver los conflictos políticos existentes,

3- Creemos firmemente en la vía democrática en tanto expresión fiel de la voluntad de los pueblos para alcanzar la Justicia y la Paz en todas las naciones hermanas de América Latina y El Caribe, y en este momento especialmente en Haití. Igualmente, en la necesidad de la presencia y vigencia de una autoridad política legítima y actuante.

4- Llamamos a las autoridades internacionales y a la comunidad mundial a no permanecer indiferentes ante el sufrimiento de los más pobres y los más débiles del querido pueblo haitiano, que una vez más enfrenta la muerte, el hambre y el dolor. Y la intervención urgente de fuerzas internacionales de paz.

5- Condenamos los secuestros de personas que han ocurrido en este tiempo, en especial el de las 9 religiosas y 1 profesor que fueron plagiadas en los últimos días. Exigimos su liberación. Recordamos que la dignidad de toda persona humana es un valor que debe ser respetado en cualquier circunstancia.

6- Damos gracias por las organizaciones humanitarias, que a pesar del peligro que deben

enfrentar a diario, siguen yendo en ayuda de los que más sufren en la sociedad haitiana.

7- Rogamos a la Virgen de Guadalupe, patrona de América, para que ilumine a las autoridades de la nación y mueva los corazones de los líderes de las pandillas para buscar una salida a este conflicto que golpea con fuerza las personas más frágiles y vulnerables de la sociedad.

8- Expresamos nuestro especial afecto a los integrantes de la Comisión de Justicia y Paz

de Haití a quienes tenemos de manera especial en nuestras oraciones y hacemos un llamado a mantener la vigilancia en la oración permanente por los frutos de diálogo, de reconciliación y de paz en Haití.+