Sábado 24 de octubre de 2020

EE.UU: Rezar por el bienestar de los hermanos migrantes

  • 24 de septiembre, 2020
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
Los obispos estadounidenses piden que el mundo se una ante el problema de los desplazamientos forzados

“Este día nos recuerda que, independientemente de nuestro origen, todos somos creados a imagen de Dios y debemos ser tratados como tales”, dijo monseñor Mario Dorsonville, obispo auxiliar de Wáshington y presidente de la Comisión de Migración de la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos, con motivo del Día Mundial del Migrante y del Refugiado, que este año se celebra el domingo 27 de septiembre. 

Monseñor Dorsonville subraya que es “una oportunidad para reflexionar sobre la contribución global de los migrantes y refugiados y para destacar la labor de la Iglesia al acogerlos, protegerlos e integrarlos”.

El prelado recordó, además, informa Vatican News, que este año el papa Francisco quiso dedicar su mensaje al tema de la acogida, la protección, la promoción y la integración de las personas desplazadas en el interior del país con una referencia a la imagen de la huida de la Sagrada Familia a Egipto para escapar de Herodes. 

En el mensaje, el Santo Padre destaca “cómo el COVID-19 ha exasperado” este drama y “aumentado las dificultades de las personas desplazadas para buscar protección”.

Por lo tanto, la 106ª edición del Día Mundial del Migrante y del Refugiado – señala el obispo – será también “una oportunidad para unir al mundo en torno al problema del desplazamiento forzoso y para rezar por el bienestar de nuestros hermanos y hermanas migrantes y refugiados mientras seguimos trabajando para llevar solidaridad, compasión y amor a nuestras reuniones”.

El obispo auxiliar de Washington concluye renovando el llamamiento del Papa a “comprometerse a asegurar la cooperación internacional, la solidaridad mundial y el compromiso local, sin dejar a nadie fuera”, a “preservar la casa común y hacerla cada vez más parecida al plan original de Dios”.

El aporte de los hispanos y latinos
Del 15 de septiembre al 15 de octubre la Iglesia en los Estados Unidos celebra el “Mes de la herencia hispana en los Estados Unidos”. 

“Es particularmente significativo porque la Iglesia se encuentra a mitad de camino desde que hace cuatro años comenzó con el Quinto Encuentro Nacional de Pastoral Hispano / Latina, en 2018”, dijo ayer el obispo auxiliar de Detroit, monseñor Arturo Cepeda, quien es presidente del Subcomité de Asuntos Hispanos de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB). 

“Tanto la Iglesia Católica como la sociedad estadounidense deben reconocer las contribuciones históricas y actuales del liderazgo hispano y latino en todas las esferas de la Iglesia y la sociedad”, agregó.

Los Encuentros Nacionales reconocieron cómo los hispanos y latinos se han entretejido en el tejido mismo de la Iglesia y la sociedad en los Estados Unidos durante muchas generaciones. 

Con motivo de estos últimos hechos, se realizó una encuesta sobre la presencia de latinoamericanos en la Iglesia y en la sociedad estadounidense, que muestra que de 1990 a 2016 la población hispano-latino-católica en los Estados Unidos aumentó en unos 13,7 millones, mientras que la población católica del país, en general, aumentó en unos 3,6 millones. 

El porcentaje de hispanos y latinos de Norteamérica, en 2016 fue del 52%, y poco más de la mitad de los católicos menores de 50 años eran hispanos o latinos.

Para resaltar este compromiso por parte de la Iglesia Católica, el Subcomité de Asuntos Hispanos de la USCCB acogerá, de forma virtual, los días 9 y 10 de octubre, la reunión de verificación de los representantes de esta pastoral presentes en cada diócesis. 

“El proceso iniciado con el V Encuentro demostró la profunda fe y el compromiso de los hispanos y latinos con la Iglesia”, dijo monseñor Cepeda. 

“Al mismo tiempo, demostró su espíritu emprendedor, una profunda conciencia y preocupación por los males sociales de nuestra sociedad, así como un fuerte compromiso con la justicia social, incluyendo una amplia gama de temas de la vida. 

“Los hispanos, y los latinos católicos en particular, están decididos a ser parte de la solución a los problemas de la realidad actual: la pandemia de Covid-19, el llamado a la justicia racial y el impacto continuo del cambio climático global “, concluyó.+