Viernes 1 de marzo de 2024

El limosnero papal anunció el envío de más ayuda humanitaria a Ucrania

  • 31 de agosto, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El cardenal Konrad Krajewski informó que la donación proviene de una importante empresa coreana de alimentos.
Doná a AICA.org

Dos camiones con un nuevo cargamento de alimentos destinados a Ucrania es la nueva iniciativa humanitaria llevada a cabo por el Papa Francisco, la cual fue anunciada por el cardenal Konrad Krajewski, quien contó cómo una importante empresa coreana de alimentos había enviado al Vaticano 300.000 raciones de caldo liofilizado, para ser destinadas a las poblaciones de las zonas más afectadas por la guerra. Un suministro muy útil en zonas de emergencia humanitaria, porque se trata de un alimento muy nutritivo que puede prepararse simplemente con agua caliente.

En declaraciones a los medios vaticano, el limosnero papal contó que cuenta con la ayuda de unos 30 hombres de la Limosnería, que trabajan para facilitar la descarga y el traslado de la ayuda donada al complejo de la parroquia greco-católica de Santa Sofía, en Roma, desde donde partirá hacia Ucrania dentro de unos días. 

Operaciones como esas se han realizado otras 106 veces desde que comenzó la guerra -explica el Limosnero del Papa-,  tantas como camiones se han enviado a Ucrania.

La solidaridad de los huéspedes del Dormitorio
El cardenal Krajewski subraya el alto valor simbólico de la solidaridad mostrada en esta coyuntura también por los huéspedes del Dormitorio del Papa Francisco. Se trata de 30 personas sin hogar, que no dudaron en ofrecerse como voluntarios para ayudar a organizar este envío de regalos llegados desde Corea. "¡Todos ellos conocen el destino de estos productos y todos se han ofrecido con alegría a pesar de que es un trabajo de muchas horas!", explica con admiración el cardenal.

El purpurado polaco no duda de la importancia de los numerosos gestos de solidaridad hacia Ucrania como factor que favorece la paz. "Es muy importante -explica Krajewski- que las personas que sufren sepan que no están solas, que de alguna manera son acariciadas por el Santo Padre. La Iglesia ayuda a todos indistintamente, distribuyendo los dones que son fruto de la generosidad de la gente".

Nuevas iniciativas caritativas
En los próximos viajes a Ucrania que prepara el cardenal Krajewski, también están previstos nuevos proyectos. "En estos próximos viajes, no sólo llevaremos alimentos, sino que dentro de unas semanas abriremos una gran casa en Lviv para viudas de guerra y también para madres con hijos. Junto con otras organizaciones, hemos conseguido construir esta gran casa, precisamente en tiempos de guerra. Y aquí el papel principal lo desempeña el Santo Padre".

El Papa Francisco considera fundamental estar presente en persona allí donde la gente sufre más, en primer lugar, para no correr el riesgo de olvidar, de acostumbrarse a la idea de la guerra: "Es importante testimoniar con la presencia, más que con los dones, lo que es la cercanía". Una proximidad que se vuelve aún más significativa a medida que se acerca un nuevo invierno de guerra. "Esto me asusta mucho -confesó el cardenal Krajewski-, porque recuerdo este último invierno cuando fui allí, justo en las zonas de guerra. El año pasado hicimos mucho, ahora el Espíritu Santo nos dirá lo que hace falta durante el invierno que se acerca".+