Lunes 22 de abril de 2024

El Papa condena el atentado en una iglesia de Burkina Faso y pide la paz

  • 27 de febrero, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
El Santo Padre condenó el atentado en una parroquia en que se estaba celebrando la misa y en el que fueron asesinadas quince personas.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco expresó su "profundo pesar" por los ataques terroristas en Burkina Faso, llevados a cabo en una iglesia católica -donde fueron asesinados quince fieles- y en una mezquita, y pidió respetar los lugares de culto.

"El Papa Francisco se enteró, con profunda aflicción, del trágico ataque terrorista en una iglesia católica en Essakane, el 25 de febrero de 2024, y de las pérdidas de vidas humanas causadas por él", se puede leer en un telegrama enviado, en nombre del pontífice, por el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, a monseñor Laurent Dabiré, presidente de la Conferencia Episcopal de Burkina Faso y Níger.

El pontífice también lamentó el ataque a una mezquita en la ciudad burkinesa de Natiaboani, y expresó su deseo de una pronta curación de los heridos. De esta manera, el Papa subrayó que "el odio no es la solución a los conflictos" y llamó al respeto de los lugares de culto y a la lucha contra la violencia, para promover los valores de la paz.

Preocupación en la comunidad cristiana de Burkina Faso
Este domingo, 25 de febrero, un grupo de hombres armados irrumpieron en el interior de una iglesia de la localidad de Essakane, en Burkina Faso, mientras se celebraba una misa, y asesinaron al menos a quince de los fieles presentes.

Doce de las víctimas murieron durante el ataque, mientras que otras tres fallecieron en la clínica local, a causa de sus heridas. También se ha informado de dos heridos graves más.

En estas dolorosas circunstancias, el obispo de Dori, Jean-Pierre Sawadogo, invitó “a rezar por el eterno descanso de los que han muerto en la fe, por la curación de los heridos y por el consuelo de los corazones afligidos. Rezamos también por la conversión de quienes siguen sembrando muerte y desolación en nuestro país. Que nuestros esfuerzos de penitencia y oración durante este período de Cuaresma traigan paz y seguridad a nuestro país, Burkina Faso”.

La situación de la seguridad en Burkina Faso se ha vuelto drástica en los últimos años, y los cristianos son especialmente el blanco de grupos terroristas inspirados en el extremismo islámico. La violencia en el país puede considerarse parte de un conflicto más amplio, que implica a varios países de la región del Sahel, entre ellos Mali, Chad, Níger y Nigeria.+