Sábado 13 de julio de 2024

El Papa exhortó a los nuevos embajadores a construir la paz

  • 15 de diciembre, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Al dar la bienvenida a un grupo de diplomáticos recién nombrados ante la Santa Sede, el papa Francisco les recordó su responsabilidad de contribuir al bien común de toda la familia humana.
Doná a AICA.org

Ocho nuevos embajadores ante la Santa Sede presentaron sus cartas credenciales al Santo Padre, este jueves 15 de diciembre. Francisco los animó en su tarea de “buscar salvaguardar y promover el bienestar de los hombres y mujeres en el mundo”.

“Su papel como diplomáticos puede contribuir a llevar la luz a los rincones más oscuros del mundo, llevar al centro a los de la periferia, y dar voz a los que no tienen voz o fueron silenciados”, expresó el pontífice.

Al dar la bienvenida a los embajadores de Belice, Bahamas, Tailandia, Noruega, Mongolia, Níger, Uganda y Sudán, Francisco recordó que cada uno de ellos comparte con razón la preocupación por construir la comunidad internacional, como lo demuestra la participación de todos esos diplomáticos en diversos organismos e instituciones internacionales, que son expresión práctica de la necesidad de la solidaridad y la cooperación entre los pueblos. “En esta tarea vital y colectiva de buscar salvaguardar y promover el bienestar de los hombres y mujeres de todo el mundo”, continuó el Papa, “especialmente en nuestros días, marcados por los continuos problemas de la crisis sanitaria mundial y los conflictos violentos en curso en todo el mundo, la acción concertada de toda la familia de naciones y el trabajo de la diplomacia son más necesarios que nunca”.

Constructores de paz
En particular, resaltó el pontífice que los nuevos embajadores comienzan su nueva misión diplomática “en un momento de mayor sensibilidad política, por las crecientes violaciones del derecho internacional y por lo que definí hace mucho tiempo como una tercera guerra mundial peleada en pedazos”.

“Si queremos que la paz tenga una oportunidad y que los pobres tengan la perspectiva de un futuro mejor, todos estamos llamados a mostrar una mayor vigilancia y a responder al llamado de ser constructores de paz en nuestro tiempo”

Francisco luego sugirió a los presentes que, para enfrentar estos desafíos, “cada una de sus naciones, ya sea vieja o joven, puede recurrir a una vasta herencia de tesoros históricos, intelectuales, tecnológicos, artísticos y culturales, que son contribuciones únicas y distintivas de sus países y pueblos".

Al ofrecer generosamente sus recursos materiales, humanos, morales y espirituales, los países responden a una vocación noble y esencial, dijo el Papa: “De hecho, solo a través del esfuerzo por abordar los problemas de la humanidad de una manera cada vez más integrada y solidaria se pueden encontrar soluciones”.

Citando situaciones generalizadas que afectan derechos humanos fundamentales, Francisco recordó también “la falta de acceso universal al agua potable, alimentos o atención básica de salud; la necesidad de garantizar la educación para todos y también el trabajo digno"

“Con la conciencia constante de la situación de quienes se encuentran en los márgenes de la sociedad, su papel como diplomáticos puede contribuir a traer luz a los rincones más oscuros de nuestro mundo, llevar a los de la periferia al centro y dar voz a los de la periferia que no tienen voz o han sido silenciados”, recordó Francisco.

Finalmente, al término de su encuentro con los nuevos embajadores, el Papa les aseguró la colaboración y el apoyo de la Secretaría de Estado y de los dicasterios de la Curia Romana. "Sobre la base de las muchas iniciativas existentes y áreas de interés común, confío en que las relaciones positivas y cordiales entre sus países y la Santa Sede continuarán desarrollándose y dando frutos".+