Jueves 18 de julio de 2024

La gran devoción de los católicos chinos al Sagrado Corazón de Jesús

  • 14 de junio, 2024
  • China (AICA)
En la China continental existen más de 200 parroquias, iglesias y capillas dedicadas al Sagrado Corazón, y se siguen dedicando nuevas iglesias a esta devoción.
Doná a AICA.org

Según los datos fragmentarios recogidos en la "Guía de la Iglesia católica en China", editada por el misionero francés Jean Charbonnier (1932-2023), en la China continental existen más de 200 parroquias, iglesias y capillas dedicadas al Sagrado Corazón, aunque no se conoce el número exacto. Entre ellas, se encuentra la catedral de la arquidiócesis de Guangzhou, quizá la más bella y solemne de todas las catedrales de China. Además, actualmente se siguen dedicando nuevas iglesias al Sagrado Corazón de Jesús, como la consagrada en junio de 2023 en la diócesis de Wenzhou.

Según el periódico católico de Shanghai "Shengxin (Sagrado Corazón)", publicado de 1887 a 1949, fue el padre jesuita Jean Charles de Broissia quien introdujo la devoción al Sagrado Corazón en China. Pero la difusión en tierras chinas se debió principalmente a su hermano de religión Romain Hinderer (1668-1744), que construyó la primera gran iglesia dedicada al Sagrado Corazón entre 1722 y 1732 en la ciudad de Hangzhou, donde hoy se alza el parque mausoleo de otro jesuita italiano, el historiador, geógrafo y cartógrafo Martino Martini (1614-1661).

Los verbitas también han contribuido en gran medida a difundir la devoción al Sagrado Corazón de Jesús entre los católicos chinos. Desde el fundador, san Arnoldo Janssen, hasta San José Freinademetz, estos misioneros han encontrado siempre consuelo en la misericordia divina derramada sobre la humanidad a través del Sagrado Corazón.

Hoy en día, la devoción al Sagrado Corazón forma parte de la vida ordinaria de las comunidades católicas chinas. Una dinámica espiritual que se manifiesta especialmente en el mes de junio, que el Pueblo de Dios dedica al Sagrado Corazón en todas las partes del mundo.

Hay laicos que consagran toda su familia al Sagrado Corazón, mientras que los presbíteros viven la Jornada de Santificación Sacerdotal en su solemnidad litúrgica. Además, en el hogar de cada familia católica china hay al menos una imagen del Sagrado Corazón.

En la parroquia del Sagrado Corazón de Quxi (Ouhai, en la diócesis de Wenzhou), cada domingo de junio más de 350 bautizados, después de la solemne procesión desde el convento de las religiosas de Santa Teresita, participan de la Eucaristía y rezan juntos el Rosario, compartiendo además encuentros y catequesis dedicados a la devoción del Sagrado Corazón.

La congregación diocesana femenina del Sagrado Corazón de Guizhou acaba de acoger la profesión perpetua de la hermana Fausta Tao Guangying. Monseñor Paul Xiao Zejiang, obispo de la diócesis de Guiyang (capital de la provincia de Guizhou) ha apreciado la elección de la religiosa, porque "se hace eco de la invitación evangélica de Jesús a los jóvenes a abandonar todo lo que les es querido, algo que sólo puede hacerse sin reservas en Cristo, con Jesús como tesoro supremo". Por otra parte, en la Jornada de Santificación Sacerdotal, el obispo ha ordenado a dos sacerdotes durante una liturgia a la que han asistido más de 600 católicos.+