Domingo 27 de septiembre de 2020

La crisis sanitaria requiere solidaridad y caridad, advierten los obispos

  • 4 de mayo, 2020
  • Brasilia (Brasil) (AICA)
l Consejo Episcopal Pastoral (Consep) de la Conferencia de Obispos de Brasil (CNBB), expresó, en un comunicado, su posición "en defensa de la democracia, por la justicia y la paz"

El Consejo Episcopal Pastoral (Consep) de la Conferencia de Obispos de Brasil (CNBB), expresó, en un comunicado, su posición “en defensa de la democracia, por la justicia y la paz”, considerando la cada vez más grave crisis sanitaria que estamos experimentando, que requiere solidaridad y caridad.



“Es con perplejidad e indignación que asistimos a manifestaciones violentas contra las medidas para prevenir el coronavirus; que hemos escuchado declaraciones distorsionadas de desprecio por la vida por parte de funcionarios públicos sobre la muerte de miles de brasileños y brasileñas contaminados por covid-19; que hemos presenciado hechos que han socavado el orden constitucional, con la participación de las autoridades públicas; que todo el Brasil está al tanto de las denuncias sobre la politización de la justicia”, escriben los obispos.



"Es tiempo de palabras serenas y actitudes de paz, fe y esperanza, respeto por las leyes y la democracia", subrayan los prelados.



El documento fechado el 30 de abril, reafirma la posición expresada en el precedente "Pacto por la vida y por Brasil", firmado el 7 de abril por seis instituciones fundamentales de la sociedad civil y, posteriormente, por más de 150 realidades, donde se consideró que se está atravesando un momento grave y “requiere una liderazgo ético, audaz y humanitario, que se hace eco de un pacto firmado por toda la sociedad, como compromiso y brújula para superar la crisis actual”.



Los obispos recuerdan que la Doctrina Social de la Iglesia enseña claramente la armonía intocable y la cooperación entre poderes, como bases constitutivas de la República, garantizando el estado de derecho democrático. Por lo tanto, advierten que la búsqueda de soluciones a los problemas de Brasil fuera del marco institucional democrático pone en riesgo la democracia y la unidad del pueblo brasileño.



"En esta perspectiva, las manifestaciones sociales que amenazan la Constitución no son tolerables, como tampoco lo es por parte de algunas autoridades, violar los preceptos constitucionales y despreciar la vida", afirman en su documento.



Por lo tanto, se insta a la sociedad y a las autoridades públicas a liberarse del "virus mortal de la discordia, la violencia, el odio y unirse a la única confrontación en la que todos están interesados en este momento: prevenir y luchar contra el Covid-19, en defensa de la vida, especialmente la de los más pobres y vulnerables. +