Martes 21 de mayo de 2024

Nicaragua: acusan de 'terrorismo' a la universidad de los jesuitas y ordenan incautar sus bienes

  • 17 de agosto, 2023
  • Managua (Nicaragua) (AICA)
La Provincia Centroamericana de los Jesuitas asegura que la decisión del régimen de Ortega es "una violación de los derechos humanos", orientada a consolidar "un Estado totalitario".
Doná a AICA.org

El Gobierno de Nicaragua ordenó la incautación de los bienes muebles e inmuebles de la Universidad Centroamericana de Managua (UCA), así como de todo el dinero y los productos financieros de esa institución, fundada por los jesuitas hace 63 años.

La medida, comunicada a la universidad el pasado martes 15 de agosto a las 17.29, según especificó la UCA en un correo electrónico enviado a la comunidad universitaria, fue justificada por las autoridades por tratarse ese centro de estudios, en palabras del Ministerio Fiscal, de un “centro de terrorismo” que transgredió “el orden constitucional, el orden jurídico y el ordenamiento que rige a las instituciones de la Educación Superior del país”.

La Compañía de Jesús calificó de “infundadas y graves” esas acusaciones en contra de la Universidad Jesuita de Nicaragua, sobre todo aquellas mediante las que calificaban a la institución académica como “centro de terrorismo”, y lamentó que, a causa de ello, la Justicia del país haya cesado su actividad y ordenado la confiscación de sus bienes y fondos.

En un comunicado emitido este miércoles, la orden jesuita explicó que el Décimo Distrito Penal de Audiencias, Circunscripción Managua, calificaba como “centro de terrorismo” a su universidad, así como la acusaba de haber traicionado “la confianza del pueblo nicaragüense” y “haber transgredido el orden constitucional, el orden jurídico y el ordenamiento que rige a las Instituciones de la Educación Superior del país”.

La Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús asegura, en su comunicado, que ese fallo de la justicia de Nicaragua es el precio que la universidad jesuita tiene que pagar “por la búsqueda de una sociedad más justa, y por proteger la vida, la verdad y la libertad del pueblo nicaragüense”, cuyos derechos se han visto cercenados por el régimen de Daniel Ortega.

En la nota, los jesuitas defienden la labor desarrollada durante 63 años por la institución universitaria que gestionan, recordando que ha sido “reconocida nacional e internacionalmente”.

Los jesuitas atribuyen al Gobierno este nuevo ataque a la universidad
Asimismo, aseveran que esta nueva agresión del Gobierno de Ortega contra la Universidad Jesuita de Nicaragua no es un hecho aislado, ya que forma parte “de una serie de ataques injustificados en contra de la población nicaragüense y de otras instituciones educativas y sociales de la sociedad civil, que están generando un clima de violencia e inseguridad y agudizando la crisis sociopolítica del país”.

Los jesuitas añaden además que, desde 2018, la institución académica está sufriendo constantes acosos por parte de las autoridades de Nicaragua, las cuales han venido "torpedeando" su labor universitaria.

Para la Provincia Centroamericana de la Compañía de Jesús, la decisión del Gobierno de hacer cesar su actividad docente y de ordenar la confiscación de sus bienes y fondos constituye “una violación de los derechos humanos y parece estar orientada a consolidar un Estado totalitario”, causando de esta manera “daños en contra del alumnado, del personal docente, administrativo y demás trabajadores de la Universidad y del patrimonio cultural del país”.

Los Jesuitas reclaman al régimen de Ortega que la decisión "sea revertida"
Así las cosas, la Compañía de Jesús reclama al régimen de Nicaragua que la decisión “sea inmediatamente revertida y corregida la drástica, inesperada e injusta medida adoptada por el órgano judicial”, y pide a la administración pública que detenga “la creciente agresión gubernamental en contra de la Universidad y sus integrantes”.

Para concluir, la Compañía de Jesús reitera su compromiso con el pueblo nicaragüense “en favor de una educación de calidad incluyente, inspirada en el Evangelio de Jesucristo, y agradece la labor de la Universidad Jesuita de Nicaragua “por su valentía, entrega y compromiso”.+