Viernes 26 de febrero de 2021

El 60 por ciento de los libaneses piensa en emigrar

  • 18 de junio, 2015
  • Beirut (Líbano) (AICA)
"Según una encuesta reciente, el 60% de los libaneses están considerando la idea de emigrar, y el 35% de ellos ya está a la espera del pasaporte". afirmó el patriarca de Antioquía de los greco-melquitas, Grégoire III, en su intervención con la que abrió la asamblea anual del Sínodo de la Iglesia de la que es Primado. La reunión de los obispos greco-melquitas, en curso en la residencia patriarcal de verano de Ain Trez, tiene en la agenda el tema de la familia y de las situaciones de emergencia que viven las comunidades en Siria. Pero en una parte de su discurso, el patriarca Grégoire se extendió sobre las convulsiones que afectan a toda la región de Medio Oriente y empujan a la población a huir a otras zonas del mundo.
"Según una encuesta reciente, el 60% de los libaneses están considerando la idea de emigrar, y el 35% de ellos ya está a la espera del pasaporte", afirmó el patriarca de Antioquía de los greco-melquitas, Grégoire III, en su intervención con la que abrió la asamblea anual del Sínodo de la Iglesia de la que es Primado.

La reunión de los obispos greco-melquitas, en curso en la residencia patriarcal de verano de Ain Trez, tiene en la agenda el tema de la familia y de las situaciones de emergencia que viven las comunidades en Siria. Pero en una parte de su discurso, el patriarca Grégoire se extendió sobre las convulsiones que afectan a toda la región de Medio Oriente y empujan a la población a huir a otras zonas del mundo.

Al presentar los datos de la encuesta citada, el Primado de la Iglesia greco-melquita señaló que entre los potenciales migrantes libaneses la mayoría son cristianos. "Si este es el caso del Líbano -dijo el Patriarca en su discurso, cuyo texto difundió la Agencia Fides- ¿qué ocurrirá en los países con menos estabilidad? Es necesario que operamos en todos los sentidos para tratar de detener esta hemorragia". También ayer, en la sede patriarcal de Bkerkè, comenzó la asamblea anual del Sínodo de la Iglesia Maronita, presidida por el patriarca de Antioquía de los Maronitas, Bechara Boutros Rai.

En la apretada agenda de la Asamblea sinodal maronita están incluidos temas importantes tales como el estado de los tribunales religiosos y su servicio en relación a las crisis matrimoniales; la enseñanza teológica en las instituciones eclesiásticas; el trabajo de las misiones y de las diócesis maronitas fuera del territorio libanés, en la diáspora.

Pero el patriarca, en su discurso de inauguración de los trabajos, también se refirió a la parálisis política a la que se está enfrentando la nación: "Ningún auténtico libanés -dijo entre otras cosas el Patriarca- puede tolerar la vacante de la oficina presidencial, que ha comenzado un segundo año en esta situación y que aumenta el mal funcionamiento de las instituciones constitucionales, así como la pobreza y la anarquía".

Los obispos maronitas oraron para pedir que "la guerra en Siria, Iraq, Yemen termine, por la vía diplomática", y que se restablezca y consolide la paz en Tierra Santa y en todos los países de Medio Oriente.+

Campaña Donación AICA