Viernes 26 de febrero de 2021

"Es importante que todo funcionario sienta que siempre va a tener que rendir cuenta"

  • 5 de agosto, 2016
  • San Salvador de Jujuy
El obispo de Jujuy, monseñor Daniel César Fernández, concedió una entrevista al portal Jujuy al Día, en la que habló sobre los casos de corrupción en el país y en la provincia, y dijo que "está bien que salgan a la luz y nos escandalicen porque así no nos acostumbramos a que esto está bien, porque no lo está". "Está bien que todo acto de personas públicas sea controlado y revisado. Como obispo soy administrador de los bienes de la Iglesia y tengo que saber que lo que hago no significa que no rindo cuentas a nadie, debo rendir cuentas, y es importante que todo funcionario público sienta que siempre va a tener que rendir cuenta. Acá nadie puede quedar tapado", aseveró.
El obispo de Jujuy, monseñor Daniel César Fernández, concedió una entrevista al portal Jujuy al Día, en la que habló sobre los casos de corrupción en el país y en la provincia, y dijo que "está bien que salgan a la luz y nos escandalicen porque así no nos acostumbramos a que esto está bien, porque no lo está".

"Siempre este tema ha manchado la vida del hombre desde el comienzo de la humanidad porque es una tentación, el egoísmo de mirar por uno mismo, salir adelante sirviéndome de todos los medios posibles para estar bien y no mirar el bien común", afirmó.

"La corrupción es un cáncer que corroe la vida de las personas y de las instituciones. Esto no solo nos pasa a los argentinos, es un fenómeno mundial y de larga data. Lamentablemente está muy metido dentro del corazón del hombre lo que está mal, podrido, no tiene valores ni limites sino solamente el signo pesos en el corazón y en la cabeza, los demás valemos o no valemos en tanto y en cuanto nos miren bajo ese signo", advirtió.

El prelado sostuvo que la corrupción "es un mal gravísimo", porque "todos tenemos esas tentaciones de cosas sencillas, cotidianas, de aprovecharme, de zafar, de ver como hago, cómo me aprovecho, pero ahora vemos cosas que se están destapando y salen a la luz, pero está bien que salgan a la luz y nos escandalicen, porque así no nos acostumbramos a que esto está bien, porque no lo está".

Consultado sobre los funcionarios políticos que están siendo investigados en el país y en Jujuy por hechos de corrupción, monseñor Fernández respondió: "Está bien que todo acto de personas públicas sea controlado y revisado. Como obispo soy administrador de los bienes de la Iglesia y tengo que saber que lo que hago no significa que no rindo cuentas a nadie, debo rendir cuentas, y es importante que todo funcionario público sienta que siempre va a tener que rendir cuenta. Acá nadie puede quedar tapado".

"Todos debemos rendir cuentas, los que estuvieron, los que están, los que vendrán y a los que estuvieron hace mucho tiempo, porque todos tenemos una enorme responsabilidad sobre todo en las cosas que no son nuestras, porque lo que haga con mi plata dentro de mi casa es cuestión mía y de mi familia a lo sumo, pero lo que hago con la plata de los argentinos, del Estado, eso es un problema de todos", aseveró.

Respecto al caso del ex funcionario kirchnerista José López, que intentó esconder más de 8 millones de dólares en un convento de la localidad bonaerense de General Rodríguez, monseñor Fernández recordó que "la Conferencia Episcopal ha emitido declaraciones en su momento, están sorprendidos y pidiendo que estas cosas sean investigadas, pero cuando hablamos de la Iglesia por supuesto que sabemos que la Iglesia somos todos y hay tantas personas que formamos parte de la Iglesia que no podemos decir que todos tengan igual responsabilidad en hechos que muchos no conocen".

"Estas son personas de la Iglesia y en este caso lo que se está investigando la relación del fallecido obispo (Rubén) Di Monte con cierto círculo del poder que seguramente ha tenido alguna amistad y ha conseguido algunos beneficios en obras que él tenía pero nos damos cuenta que estas personas no eran santos", afirmó

"La justicia tiene que mirar y ver si hay alguna responsabilidad de parte de estos funcionarios que están involucrados, si hay participación directa o responsabilidad de personas de la Iglesia, el obispo, aunque ya murió, o las hermanas que colaboraban con él en la obra que tenía", agregó.

Monseñor Fernández consideró que estos hechos que involucran a religiosos no afectará la obra de la Iglesia, "porque nunca estuvieron sospechadas de nada y se trabajó con una enorme transparencia, eso no me preocupa. Por supuesto que todas las personas somos falibles, no podemos poner las manos en el fuego por nadie. Los santos están allá arriba, cuando terminaron el camino mientras tanto nos vamos haciendo santos entre pecados, miserias y virtudes".+

Campaña Donación AICA