Viernes 25 de septiembre de 2020

El mensaje social del Papa "no admite dobles interpretaciones"

  • 30 de octubre, 2014
  • Roma (Italia) (AICA)
El Encuentro Mundial de Movimientos Populares terminó este miércoles, después de tres días de deliberaciones en Roma, con una declaración final en la que excluidos, desocupados y sin tierra hicieron propias las denuncias y propuestas sociales del papa Francisco al advertir que la "claridad y contundencia" de su mensaje "no admite dobles interpretaciones", y condenaron "la naturaleza depredatoria" del sistema capitalista.
El Encuentro Mundial de Movimientos Populares terminó este miércoles, después de tres días de deliberaciones en Roma, con una declaración final en la que excluidos, desocupados y sin tierra, hicieron propias las denuncias y propuestas sociales del papa Francisco al advertir que la "claridad y contundencia" de su mensaje "no admite dobles interpretaciones", y condenaron "la naturaleza depredatoria" del sistema capitalista.

Un centenar de delegados de organizaciones sociales, al que se sumó el presidente boliviano Evo Morales, analizaron las causas estructurales de la desigualdad y la exclusión a la luz de las enseñanzas sociales del pontífice argentino.

Los delegados de un centenar de organizaciones sociales aseguraron que el discurso que el Papa les dirigió el martes al participar del encuentro sintetizó "gran parte de nuestra realidad, nuestras denuncias y nuestras propuestas" y sostuvieron que "la claridad y contundencia de sus palabras no admiten dobles interpretaciones".

"En coherencia con sus palabras, la actitud fraterna, paciente y cálida de Francisco con todos y cada uno de nosotros, en especial con los perseguidos, también expresa su solidaridad con nuestra lucha tantas veces desvalorizada y prejuzgada, incluso perseguida, reprimida o criminalizada", afirmaron.

Los representantes de las organizaciones de base coincidieron también en que las cifras "horrorosas" de la desigualdad deben buscarse en "la naturaleza inequitativa y depredatoria del sistema capitalista que pone el lucro por encima del ser humano la raíz de los males sociales y ambientales".

"El enorme poder de las empresas trasnacionales que pretenden devorar y privatizarlo todo -mercancías, servicios, pensamiento- son primer violín de esta sinfonía de la destrucción", aseveraron.

El encuentro mundial de movimientos populares fue convocado por la Pontificia Comisión Justicia y Paz, que preside el cardenal Peter Turkson, y la Academia Pontificia de Ciencias Sociales, a cargo del arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo.

Participaron organizaciones de base de varios países, entre ellas seis argentinas, ocho brasileñas, cuatro mexicanas y las españolas Plataforma Afectados por la Hipoteca, los indignados de la Asociación Democracia Real Ya y el sindicato agrario Enhe Bizkaia.

Los representantes argentinos fueron Juan Grabois (Movimiento de Trabajadores Excluidos), Esteban Castro (Confederación de los Trabajadores de Economía Popular), Sergio Sánchez (Federación Argentina de Cartoneros y Recicladores), Deolinda del Valle Carrizo (Movimiento Nacional Campesino Indígena), Diego López (Movimiento de Trabajadores Excluidos), Luis Maidana (Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas) y Natalia Mabel Molina (Corriente Villera Independiente).+