Sábado 15 de agosto de 2020

La Iglesia de Tucumán repudió los agravios a la Virgen María

  • 9 de marzo, 2017
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
El arzobispo de Tucumán, monseñor Alfredo Horacio Zecca, repudió los hechos que se produjeron frente a la catedral Nuestra Señora de la Encarnación, de Tucumán, en el marco de la marcha por el Día Internacional de la Mujer, que calificó como agraviantes a la persona e imagen de la Santísima Virgen María y a la fe del pueblo tucumano.
Monseñor Alfredo Horacio Zecca, arzobispo de Tucumán, emitió un comunicado en repudio a los hechos agraviantes hacia la persona e imagen de la Santísima Virgen María, Madre de Dios, y a la fe de los católicos tucumanos, provocados por movimientos de mujeres que participaron de la marcha enmarcada en el Día Internacional de la Mujer. En imágenes que se difundieron a través de las redes sociales, se puede ver a una mujer representando a la Virgen María, recreando un aborto en las inmediaciones de la catedral.

El arzobispo agregó que "esto contradice profundamente una celebración donde se quería dignificar a la mujer, tanta veces humillada, golpeada y asesinada", y argumentó que "los hechos agraviantes no solo son agresivos para todos los creyentes, sino también, para la dignidad de la mujer".

En marzo, mes de la reflexión sobre los derechos del niño por nacer, monseñor Zecca convocó a la comunidad a participar de la marcha por la vida y la familia, el 25 de marzo a las 18. Se realizará desde la plaza Urquiza hasta la catedral, donde celebrarán la Eucaristía y realizarán un acto de desagravio al Dulce Nombre de María y su Hijo, Nuestro Redentor.

Texto completo del comunicado

SOBRE LOS AGRAVIOS A LA PERSONA DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Y A LA FE DEL PUEBLO TUCUMANO
Repudiamos con profunda tristeza los lamentables sucesos que se cometieron ayer, 8 de marzo, a la tarde, en frente de la Catedral de Tucumán que agravian profundamente la persona e imagen de la Santísima Virgen María, Madre de Dios, como también la Fe de los católicos Tucumanos.

Esto contradice, profundamente, una celebración donde se quería dignificar a la mujer, tanta veces humillada, golpeada y asesinada.

Los hechos agraviantes no solo son agresivos para todos los creyentes, sino también, para la dignidad de la mujer.

Siendo marzo el mes de la reflexión sobre los Derechos del Niño por Nacer, convoco a la comunidad en general, parroquias, movimientos y colegios, a la marcha por la vida y la familia el 25 de marzo a las 18.00 hs, desde plaza Urquiza a la Catedral, para celebrar juntos la Eucaristía y realizar un acto de desagravia al Dulce Nombre de María y su Hijo, Nuestro Redentor.

San Miguel de Tucumán, 09 de marzo de 2017.


Mons. Alfredo Zecca, Arzobispo de Tucumán.+