Martes 14 de julio de 2020

Los obispos exhortan a aliviar la crisis alimentaria y económica consecuencia del aislamiento

  • 22 de abril, 2020
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
Mensaje de los obispos del Paraguay dirigido al país y a sus autoridades titulado "Denles ustedes de comer (Mc 6,37)

“Sentimos la urgencia de un acompañamiento cercano a las familias y a los grupos más vulnerables, no sólo con alimentos, sino también con asistencia para una recuperación efectiva económica a corto, mediano y largo plazo” escriben los obispos paraguayos en el mensaje, difundido ayer, dirigido al país y a sus autoridades titulado “Denles ustedes de comer (Mc 6,37),

“La propagación del coronavirus (Covid-19) en nuestro país y en todo el mundo, tiene repercusiones importantes y serias en la vida de cada persona, en la vida social y en nuestra manera de enfrentar las contingencias de la vida. Los esfuerzos por aplanar la curva de difusión de esta enfermedad han tenido el resultado esperado, según los entendidos, en la contención sanitaria, pero sabemos que el plan de contención de la pandemia seguirá por varios meses más”.

“Los intentos por mitigar el impacto en la economía familiar y en la economía nacional, urgen una respuesta ponderada, ordenada y sostenible. Las perspectivas anunciadas por los economistas, pronostican un horizonte de austeridad y de recesión económica, que ya angustian a la población”, analizan los prelados paraguayos, subrayando que además de preparar el sistema de salud para hacer frente a la pandemia, “al mismo tiempo debemos iniciar acciones para paliar y sanar la crisis alimentaria y económica que acompaña el desarrollo de las medidas de aislamiento social”.

La condición de vulnerabilidad y la fragilidad de un amplio sector de la población, se ve y se verá agravada en los próximos meses y no podemos aún dimensionar su alcance y gravedad. “El hambre es un clamor actual, que no podemos desoír” continúan los obispos señalando la solidaridad de los ciudadanos que en parte ha sustituido las iniciativas del gobierno nacional.

“La Pastoral Social Nacional y las pastorales sociales de cada diócesis, están trabajando sin pausa con el apoyo de voluntarios y asociaciones civiles, para llevar auxilio a nuestros hermanos. Nos preocupa, sin embargo, que la seguridad social se vea afectada al ir agravándose las necesidades que no encuentran una atención”.

Luego los obispos piden “una efectiva comunicación entre las instancias nacionales, departamentales y distritales, para asegurar una gestión rápida” y a las autoridades “la administración transparente y la distribución equitativa de los recursos económicos que se han destinado para la asistencia social”, para que “las familias reciban con urgencia alimentos en cantidad suficiente y de manera sostenida mientras duren las medidas de restricción”.

Por último, en su mensaje los obispos reiteran la plena disponibilidad de la Iglesia a continuar colaborando a través de sus estructuras pastorales, para que la ayuda alimentaria llegue a cada familia, anima a los jóvenes y a las comunidades a organizar los comedores populares en parroquias, barrios y capillas “para cumplir, desde nuestras limitaciones, el mandato del Señor, que dijo a sus discípulos: ‘Denles ustedes de comer’ (Mc 6, 37)”.

Exhortando a la población a continuar respetando las disposiciones de las autoridades sanitarias y del gobierno, los obispos continúan rezando intensamente “para que Dios nos auxilie y nos ayude a superar solidariamente las consecuencias de esta pandemia”. +