Jueves 24 de septiembre de 2020

El Papa reiteró ante referentes americanos la importancia del diálogo y la ecología integral

  • 8 de septiembre, 2016
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco ratificó hoy su rechazo a que se utilice la religión para cometer atrocidades como el terrorismo, reiteró la importancia de la ecología integral y destacó el papel de las religiones en el cuidado del medioambiente, al recibir en audiencia a los participantes del encuentro "América en Diálogo. Nuestra casa común", entre ellos varios argentinos. "Es necesario condenar de forma conjunta y rotunda estas acciones abominables y tomar distancias de todo lo que busca envenenar los ánimos, dividir y destruir la convivencia; hace falta mostrar los valores positivos inherentes a nuestras tradiciones religiosas para lograr un sólido aporte de esperanza", exhortó.
El papa Francisco destacó hoy la importancia de la ecología integral, el papel de las religiones en el cuidado del medioambiente y el valor fundamental del diálogo en su discurso ante los participantes del encuentro "América en Diálogo. Nuestra casa común", que promovido por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y el Instituto del Diálogo Interreligioso (IDI) de Buenos Aires, se desarrolló los días 7 y 8 de septiembre en el Agustiniano de Roma.

Las jornadas reunieron a expertos de los países miembros de la OEA y a referentes religiosos del continente ?entre ellos los presidentes del IDI: el presbítero Guillermo Marcó, el rabino Daniel Goldman y el referente islámico Omar Abboud-, y buscaron sentar las bases de un consejo de diálogo interreligioso de las Américas y reflexionar sobre el cuidado del medioambiente teniendo como base la encíclica Laudato si?.

"Una cosa interesante sería que cada uno de los participantes se preguntara cómo en su país, en su ciudad, en su medioambiente, o en su creencia religiosa, en su comunidad religiosa, en las escuelas, han incorporado esto (de la ecología integral). Creo que todavía estamos a nivel de ?escuela nido? en esto. O sea, incorporar la responsabilidad, no sólo como materia sino como conciencia, en una educación integral", advirtió el pontífice.

El Papa afirmó que "las religiones tienen un papel muy importante en esta tarea de promover el cuidado y el respeto del medio ambiente. La fe en Dios nos lleva a reconocerlo en su creación, que es fruto de su amor hacia nosotros, y nos llama a cuidar y proteger la naturaleza".

"Para esto, es necesario que las religiones promuevan una verdadera educación, a todos los niveles, que ayude a difundir una actitud responsable y atenta hacia las exigencias del cuidado de nuestro mundo; y, de modo especial, proteger, promover y defender los derechos humanos? Es fundamental la cooperación interreligiosa, basada en la promoción de un diálogo sincero y respetuoso?fundado en la propia identidad y en la confianza mutua que nace cuando soy capaz de reconocer al otro como don de Dios y acepto que tiene algo que decirme", agregó.

Asimismo, recordó que "el creyente es un defensor de la creación y de la vida, no puede permanecer mudo o de brazos cruzados ante tantos derechos aniquilados impunemente; el hombre y la mujer de fe están llamados a defender la vida en todas sus etapas, la integridad física y las libertades fundamentales, como la libertad de conciencia, de pensamiento, de expresión y de religión".

"El mundo constantemente nos observa a nosotros, los creyentes para comprobar cuál es nuestra actitud ante la casa común y ante los derechos humanos; además nos pide que colaboremos entre nosotros y con los hombres y mujeres de buena voluntad, que no profesan ninguna religión, para que demos respuestas efectivas a tantas plagas de nuestro mundo, como la guerra y el hambre, la miseria que aflige a millones de personas, la crisis ambiental, la violencia, la corrupción y el degrado moral, la crisis de la familia, de la economía, y sobre todo la falta de esperanza", advirtió.

Tras afirmar que "el mundo de hoy sufre y necesita nuestra ayuda, nos lo está pidiendo", preguntó: "¿Se dan cuenta que esto está a años luz de cualquier concepción proselitista".

Francisco subrayó cuantas veces constatamos con dolor que el nombre de la religión es usado para cometer atrocidades, como el terrorismo, y sembrar miedo y violencia y, en consecuencia, las religiones son señaladas como responsables del mal que nos rodea.

"Es necesario condenar de forma conjunta y rotunda estas acciones abominables y tomar distancias de todo lo que busca envenenar los ánimos, dividir y destruir la convivencia; hace falta mostrar los valores positivos inherentes a nuestras tradiciones religiosas para lograr un sólido aporte de esperanza", sostuvo.

El Papa destacó que el encuentro interreligioso se haya realizado en el marco del Año de la Misericordia, al asegurar que la misericordia "tiene un valor universal que abarca tanto a los creyentes como a los que no lo son, porque el amor misericordioso de Dios no tiene límites: ni de cultura, ni de raza, ni de lengua, ni de religión; abraza a todos los que sufren en el cuerpo y en el espíritu. Además, el amor de Dios envuelve a toda su creación; y nosotros como creyentes tenemos una responsabilidad de defender, cuidar y sanar al que lo necesita".

"Que esta circunstancia del Año Jubilar sea una ocasión para abrir posteriores espacios de diálogo, para salir al encuentro del hermano que sufre, como también para luchar para que nuestra casa común sea un hogar, donde todos tengamos cabida y nadie sea excluido ni eliminado. Cada ser humano es el regalo más grande que Dios nos puede dar", concluyó.

El subsecretario de Culto y el desafío de promover la paz
El subsecretario de Culto de la Nación, Alfredo Abriani, destacó hoy que es un desafío trabajar "en el diálogo sincero para promover la paz y una ecología integral, que tenga en cuenta a los más necesitados".

"Quiero destacar la trascendencia de este encuentro que gira en torno a la encíclica Laudato si´ del papa Francisco. Un instrumento innovador y de gran importancia para la humanidad, ya que trasciende a los católicos y alcanza a todos los hombres y mujeres de buena voluntad", subrayó en declaraciones a la agencia Telam.

"El Papa nos llama a reflexionar sobre el rol que pueden cumplir los gobiernos, los poderes judiciales y las distintas comunidades de fe, con el diálogo como principal herramienta, en el cuidado de nuestra casa común", agregó.

De las dos jornadas del encuentro en el Instituto Agustiniano de Roma participaron un centenar de dirigentes de 18 países americanos, entre ellos, además de los nombrados, estuvieron el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti; el director general de Cultos porteño, Federico Pugliese; el presidente del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), Adalberto Rodríguez Giavarini; el ex jefe de gobierno porteño Jorge Telerman, el diputado kirchnerista Carlos Kunkel, y el representante de la Asociación Cristina de Jóvenes (YMCA), Norberto Rodríguez.+

[img]http://www.aica.org/subidas/2069.jpg[/img]