Miércoles 25 de noviembre de 2020

Los obispos saludaron a los sacerdotes en su día

  • 7 de agosto, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
En ocasión de la fiesta de San Juan María Vianney, patrono de los sacerdotes, el 4 de agosto los obispos de diferentes diócesis saludaron al presbiterio, recordando la importancia de la misión sacerdotal y agradeciendo por su ministerio.
Los obispos de diferentes diócesis argentinas saludaron este 4 de agosto a los sacerdotes en el marco de la fiesta de San Juan María Vianney.

El arzobispo de Rosario, monseñor Eduardo Eliseo Martín, envió un "cordial y afectuoso saludo" en el día del párroco y del sacerdote, y recordó la figura de Santo Cura Brochero, "gran modelo de sacerdote", que "tenemos más cerquita".

El prelado animó a los sacerdotes a "renovar hoy el don recibido por la imposición de las manos del obispo, y volver al primer amor para encontrar el sentido de todo el sacrificio, de toda la entrega de nuestra vida y decirles que vale la pena aún en las dificultades".

El arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Carlos Alfonso Azpiroz Costa OP, envió un saludo a los sacerdotes y párrocos, y recordó la figura de San Juan María Vianney, del Santo Cura Brochero, de monseñor Angelelli y otros tantos pastores, obispos y sacerdotes "que nos han precedido en el camino de la fe y del ministerio".

"Queridos sacerdotes, no hace falta que yo lea para ustedes las novedades de estos tiempos preñados de tantos contrapuntos, contrastes e incluso contradicciones. Vivimos días intensos que nos permiten reflexionar, desde diversas y profundas perspectivas, en la dignidad de la vida humana que siempre hemos de defender de manera firme, clara y apasionada ¡porque la dignidad de la persona humana es sagrada!", señaló.

"Les agradezco de todo corazón por su ministerio, por su cercanía, por su paternidad, fraternidad y amistad sacerdotal. En la actual coyuntura los exhorto a animar a sus comunidades, a rezar, a participar en las diversas iniciativas pastorales que cada parroquia o capilla organice celebrando, acogiendo, protegiendo y acompañando la vida ¡porque Vale Toda Vida!", concluyó.

Los obispos de Quilmes, por su parte, saludaron y agradecieron a los sacerdotes de la diócesis, uniéndose a la Iglesia argentina que conmemoró el 4 de agosto en La Rioja el 42º aniversario del martirio de monseñor Angelelli, a quien "ni el odio ni la mentira pudieron acallar".

"En las enseñanzas de nuestros obispos, misteriosa y providencialmente la diócesis de Quilmes recibió el testimonio de Angelelli como modelo sacerdotal y así fue configurando un modo pastoral que caracteriza a este presbiterio", señalaron, agradeciendo los esfuerzos y la valentía que "los identifica a la hora de acompañar a nuestro pueblo creyente en la búsqueda de la justicia y de la paz".

Además, los animaron "a continuar superando desacreditaciones, incomprensiones y humillaciones, dejándonos sostener por el calor del pueblo que sabe cuidarnos con amor fraterno cuando caminamos juntos".

El obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre, por su parte, destacó que cada año, la conmemoración del Santo Cura de Ars "nos lleva al corazón del Jueves Santo, donde se revela el misterio del ministerio presbiteral al que han sido llamados".

"Con sencillez y profundidad los invito a recordar la palabra de Jesús: ??yo los llamo amigos?? ¡Ahí está la raíz de nuestra vida, vocación y ministerio! Que, por sobre todas las cosas y coyunturas particulares, siempre tengamos la disposición necesaria para dejar que el Señor nos llame amigos. Que podamos escuchar en la oración cotidiana que el Maestro nos regala el noble título de ser sus amigos. ¡Dejémonos llamar amigo por Jesús!", animó.

"Les agradezco de corazón la entrega generosa y cotidiana que realizan en la pastoral de sus respectivas comunidades y servicios diocesanos. ¡Muchas gracias por ser amigos de Dios para los hombres y mujeres de nuestra Diócesis! ¡Muchas gracias por difundir la amistad con Jesús en el servicio evangelizador para las personas de nuestro tiempo!", concluyó.+