Lunes 13 de julio de 2020

Covid-19: Preocupa a la Iglesia la seguridad de los médicos

  • 13 de mayo, 2020
  • Managua (Nicaragua) (AICA)
La Conferencia Episcopal Nicaragüense (CEN), hizo un llamado "urgente" a dotar al personal de la salud pública de los equipos de protección necesarios, para evitar mayor contagio entre ellos.

La Conferencia Episcopal Nicaragüense (CEN), encabezada por el cardenal Leopoldo José Brenes, emitió ayer, 12 de mayo, un mensaje pastoral en el que hizo un llamado “urgente” a dotar al personal de la salud pública de los equipos de protección necesarios, para evitar mayor contagio entre ellos.

“Agradecemos y apreciamos la labor invaluable de todos los médicos y personal sanitario que actuando con ética y profesionalismo han defendido la salud y la vida de nuestro pueblo”, expresan los obispos en el comunicado.

Asimismo, la CEN reitera el llamado a todos los sectores de la vida nacional a tomar todas las medidas de prevención y precaución necesarias para proteger “a nuestro pueblo de la pandemia”, escriben.

“Toda medida tomada para salvaguardar la vida de los nicaragüenses, siempre estará por sobre cualquier otro interés ya que salvaguardar la vida es nuestro mayor bien común”.

En los últimos días los médicos y el personal de la salud del país han estado advirtiendo sobre el aumento de personas hospitalizadas con síntomas similares a la covid-19 y hasta el crecimiento de fallecidos por “neumonía atípica”.

“En estos días he tenido oportunidad de hablar con algunos médicos de Nicaragua y algunos han llorado del otro lado de la llamada. Están sufriendo. Muchos con temor. No se atreven a decir lo que ocurre porque temen que les anulen sus títulos, temen perder su trabajo, que es con lo sostienen a sus familias. Todos los médicos están dejándose guiar por la nobleza de su corazón y por la ciencia que acompaña a su profesión”, expresó recientemente monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, a través de su canal de Youtube.



“La situación es doblemente difícil. Tenemos un régimen que no dio informaciones claras, con un lenguaje que se pueda entender, no se hicieron las pruebas suficientes, no hubo una estrategia para afrontar la pandemia. Los hospitales están rebasados”, agregó este obispo, actualmente en el exilio y con papel protagónico a la hora de darle visibilidad a las hostilidades que vivieron de manera sistémica los miembros de la Iglesia en Nicaragua desde hace varios meses.

Por otro lado, monseñor Báez, sostuvo que el papa Francisco está siguiendo de cerca todo lo que está sucediendo en Nicaragua, más allá de la pandemia.

“Personalmente, lo vi tres veces en Santa Marta desde que salí del país, y puedo decir que está muy interesado en la situación, hace muchas preguntas y me apoyó mucho”, expresó en la videollamada de este 12 de mayo.

La preocupación está instalada y proviene de varios sectores. En las últimas horas se sumó la propia Organización Panamericana de la Salud (OPS), que advirtió que la información sobre el avance de la pandemia del coronavirus es escasa y no permite hacer los debidos análisis en detalle (25 casos confirmados y 8 fallecidos según los reportes oficiales).

Es que Nicaragua sigue siendo uno de los pocos países donde aún –desde el gobierno liderado por Daniel Ortega- se siguen promoviendo las actividades masivas y la evasión a recomendaciones como la del distanciamiento social, entre otras.+