Lunes 13 de julio de 2020

El obispado de Morón cede una casa para el descanso de los profesionales de la salud

  • 12 de mayo, 2020
  • Morón (Buenos Aires) (AICA)
El obispado de Morón puso a disposición del Hospital Municipal una casa adjunta al edificio, para que los médicos que atienden a pacientes con Covid-19 descansen, sin contagiar a otros profesionales.

El obispado de Morón puso temporalmente a disposición del Hospital Municipal Ostaciana B. de Lavignolle una casa adjunta al edificio, deshabitada mientras se espera la llegada de una congregación religiosa que acompañará la labor en el centro asistencial.

En respuesta a un pedido del director del centro de salud local, y aunando esfuerzos para poder apoyar al personal de salud, el obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, accedió a ceder temporalmente el espacio para que pueda servir de descanso del personal que atienda pacientes con condiciones respiratorias, sin que durante él pongan en riesgo de contagio de Covid-19 a los otros profesionales del hospital.

En los próximos días se formalizará el acuerdo con el Municipio de Móron, pero las obras ya se encuentran concluidas.

La casa se encontraba en tareas de reacondicionamiento desde finales del año pasado a partir de la salida de las hermanas del Instituto de la Sagrada Familia de Nazaret, que se desempeñaban en el Hospital de Morón desde la década de 1930, y antes del ingreso de una nueva congregación religiosa.

Pese a que al inicio de la cuarentena las obras se detuvieron, se reanudaron ante la posibilidad de ayudar al Hospital de Morón, y fueron completadas con contribuciones de la cooperadora, que adquirió artefactos y mobiliario por un valor equivalente al 20% de la inversión emprendida.

“El obispo como pastor de la Iglesia en Morón accedió a este pedido del hospital, y nos alegra a todos como Iglesia que peregrina en esta ciudad contribuir con este pequeño granito de arena al bienestar del personal de salud del hospital, explicó el vocero del obispado, presbítero Martín Bernal.

“Somos conscientes de su dedicación y de la angustia que por momentos ellos y sus familias atraviesan, pero también de la enorme responsabilidad que tienen por delante. Que sepan que toda la Iglesia diocesana está con ellos, cada feligrés de cada parroquia, que entre todos hacen posibles obras como estas, pero también y fundamentalmente, a través de la oración, que es permanente por el personal de salud”, agregó.

Informes: www.diocesisdemoron.org.ar.+