Sábado 15 de agosto de 2020

Mons. Lugones ordenó dos nuevos diáconos camino al sacerdocio

  • 4 de diciembre, 2019
  • Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA)
Ordenación diaconal de los seminaristas Ignacio Espinosa y Gustavo Oubiña

El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, ordenó diáconos camino al sacerdocio a los seminaristas Ignacio Espinosa y Gustavo Oubiña, en una celebración eucarística el 3 de diciembre en la catedral Nuestra Señora de la Paz.



La misa fue concelebrada por el obispo auxiliar de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Torres Carbonell; el vicario general, presbítero Hugo Barrios, el rector del Seminario de la Santa Cruz, presbítero Daniel Bossio, y los sacerdotes diocesanos presentes.



Participaron de la Eucaristía las familias de los ordenandos y miembros de las comunidades de origen (Inmaculada Concepción, Burzaco, y la catedral, respectivamente) y por donde pasaron durante estos años de formación.



“Al acceder al orden del diaconado, al igual que aquellos varones elegidos por los apóstoles para el ministerio de la caridad, también ustedes, Ignacio y Gustavo, deben dar testimonio de bien, llenos del Espíritu Santo y del gusto por las cosas de Dios. No se dejen arrancar la esperanza del Evangelio, al que no sólo deben escuchar, creer y practicar, sino servirlo en la mesa de la Palabra”, sostuvo monseñor Lugones en su homilía, quien celebró ese día 31 años de sacerdocio.



“Nuestro oficio diaconal será: servir a las mesas de los indigentes, servir a las mesas de la catequesis, servir a las mesas de los chicos y chicas que están en `consumo', servir a las mesas de los que tienen hambre y sed de la Palabra de Dios, servir a las mesas de las personas en situación de calle, servir a las mesas del diálogo y del encuentro, servir a las mesas de las mujeres violentadas, servir a las mesas de los que esperan el viático en la última hora, servir a las mesas como servidores de la unidad y de la paz”, agregó.



El nuevo diácono Oubiña, en nombre de los dos, manifestó: “Damos gracias no solo por nuestro ministerio sino por la vida y la vocación de ellos (el obispo Lugones, y los presbíteros Grbec, Piserchia y Vallejos que en este día celebran un nuevo aniversario de sacerdocio), porque para nosotros son faros, son luz, son estimulo de fidelidad, entrega y fraternidad”.



Los dos ordenados se formaron en el Seminario de la Santa Cruz. Allí, Oubiña y Espinosa fueron instituidos lectores en la misa crismal de este año, donde el primero recibió también el acolitado. Espinosa, por su parte, recibió el acolitado el 25 de junio también en la casa de formación.



Desde entonces, Oubiña se encuentra desempeñando su ministerio en la parroquia Cristo Rey (Guernica) y Espinosa en la catedral de Lomas de Zarmora. Ahora como diáconos, ambos seguirán en estas comunidades parroquiales.



Informes: www.eclesia.info.+