Sábado 15 de agosto de 2020

El Papa: Educar a los jóvenes en el respeto a la persona y al medioambiente

  • 9 de diciembre, 2019
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Audiencia con los miembros de la Fundación "A chance in life" (Una oportunidad en la vida)

“Es esencial educar a las nuevas generaciones para una ciudadanía activa y participativa, que se centre en la persona y al mismo tiempo cuide el medioambiente”, dijo el papa Francisco a los miembros de la Fundación “A chance in life” (Una oportunidad en la vida) a los que recibió esta mañana.



La Fundación "Una oportunidad en la vida" nace en Roma, a fines de la Segunda Guerra Mundial, por inspiración del sacerdote irlandés John Patrick Carroll-Abbing como una respuesta al drama de los más de cien mil niños que se quedaron sin familia y sin refugio durante el conflicto bélico



Al principio el padre Carroll organizó un alojamiento cerca de la estación de Termini para recibir a los niños de la calle. Más adelante, junto con otro sacerdote, Antonio Rivolta, fundó la Repubblica dei Ragazzi di Civitavecchia y en 1953 la Città dei Ragazzi di Roma.



Con los años, la Ciudad de los niños y las niñas se extendió por toda Italia para luego llegar a países como Etiopía, Bolivia, Colombia, Guatemala y Perú. Hasta la fecha, en Italia, más de 30 mil jóvenes han recibido ayuda. El 5 de octubre de 2016, la organización adoptó el nuevo nombre de "Una oportunidad en la vida" para honrar la visión del fundador sin límites y con alcance internacional.



En su discurso el papa Francisco, en referencia a los desafíos de hoy y los medios tecnológicos disponibles para la sociedad actual, les propuso algunos elementos fundamentales en la educación de las nuevas generaciones:



Incluso la innovación tecnológica debe cooperar con estos objetivos, y son precisamente las nuevas generaciones, si están bien motivadas, las que pueden llevarlas a cabo, porque nacieron y crecieron en el contexto tecnológico actual, señaló el pontífice.



“En nombre de una fidelidad creativa al carisma original”, Francisco apreció el deseo de la Obra de renovarse, “para ser más significativo y efectivo en su misión”, inspirado en las recomendaciones expresadas en la carta encíclica Laudato si' hacia una ecología integral cuyo objetivo es el desarrollo de la humanidad y la creación”.



“Les agradezco la sensibilidad que demuestran con sus hermanos y hermanas menores”, concluyó el Papa, “¡Que Dios recompense su apasionado compromiso e ilumine siempre vuestro camino de fraternidad!+